LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
15/10/2018 0 Comments

Entrenamiento para el salto: reduce el valgo

De los diferentes factores de riesgo de lesión el colapso en valgo bien la joya de la corona. Uno de los más estudiados, su aparición durante diferentes acciones deportivas está considerada como uno de los factores responsables del aumento en la probabilidad de sufrir diferentes lesiones (ej. rotura ligamento cruzado anterior). Por ello—además de por reducir una fuga de fuerza— podría ser interesante que, si detectamos su presencia, tratemos de utilizar recursos y estrategias cuyo fin sea la mejora de la alineación de las rodillas y los tobillos con respecto a la cadera

Con respecto a la reducción de valgo antes o tras la recepción de un salto, son muchos los ejercicios que podemos seleccionar. Nosotros tratamos de priorizar tareas que mantengan la coordinación intermuscular que acontece durante un salto. Hoy os mostramos un videos con 2 de ellas. Una para incluir en los calentamiento y otra durante la parte principal de la sesión.

Con la primera buscamos efectos agudos sobre el valgo de rodilla. Es decir, que cuando durante el entrenamiento ejecute tareas más dinámicas como un salto, la persona mejore la alineación tobillo-rodilla-cadera. Podríamos identificarla como un ejercicio de prioridad variable en el que, mientras se mantiene la coordinación entre las diferentes estructuras, conseguimos un plus de rotación externa de cadera sin necesidad de dar instrucciones explícitas y, por tanto, de que la persona piense en cómo realiza los movimiento. En cuanto a repeticiones podríamos realizar unas 3 series de 10 repeticiones hasta los 90º de flexión de rodilla y con 5-10 segundos de isometría una vez alcanzados estos grados. Aquí puedes leer un artículo en el que se demuestra la efectividad de este procedimiento.

En el artículo “Entrenador: ¡cuida tus palabras!” comentábamos la necesidad de abandonar o reducir la utilización de instrucciones técnicas y, en su lugar, modificar la tarea para conseguir que la persona realizara un ejercicio con una ejecución determinada. De esta manera, la persona deja de utilizar un foco interno de atención y se centra en la consecución de un efecto concreto, y, tal y como se ha demostrado en diferentes investigaciones, se optimiza el aprendizaje motor. El segundo ejercicio es un ejemplo claro —y sencillo de utilizar— para reducir el valgo tras la recepción de un salto mediante este método.

Cursos relacionados:

Leave A Comment