LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021

FIDIAS LAB

Tendón músculo. Entrenamiento con diferentes longitudes

En entradas anteriores vimos que las ganancias de fuerza son bastante específicas al ángulo con el que entrenamos, seguramente por la mejora en las activación neuromuscular acontecida. Ahora, una nueva investigación nos muestra que las adaptaciones estructurales y funcionales pueden variar en función de la longitud muscular a la que entrenemos; pero que hay algunos efectos que pueden ser similares, independientemente de que la amplitud articular sea mayor o menor.

Tendón músculo

El entrenamiento llevado a cabo en este estudio tuvo una duración de 8 semanas. Cada sesión (fueron un total de 24) consistía en la realización de 3 series de entre 8 y 10 contracciones isométricas máximas  (“lo más rápido y fuerte posible”) de la musculatura encargada de la dorsiflexión del tobillo. 

Los participantes fueron divididos en 2 grupos:

Grupo 1. Entrenó con longitud de la unión tendón-músculo (UMT) corta (0º= posición anatómica).

Grupo 2. Entrenó con longitud UMT larga (40º; mayor flexión plantar).

Los hallazgos principales de esta investigación son los siguientes:

– Ambos grupos mejoraron el grosor muscular y el ángulo de penneación. Sin embargo, no se mejoró la activación voluntaria ni la actividad electromiográfica durante una contracción máxima.

– Solo cuando se entrenó con longitudes mayores de la UMT se logró aumentar la longitud de los fascículos. 

– Este incremento en la longitud de los fascículos se correspondió con un aumento en región plateau de la relación torque-ángulo (se aumentó la capacidad aplicación fuerza en un rango movimiento mayor). Por su parte, los cambios en el ángulo óptimo de producción de torque fueron mínimos. 

– La resistencia a la fatiga mejoró ligeramente. Esto se relacionó positivamente con los incrementos en el ángulo de penneación en el grupo que entró a longitudes UMT cortas; mientras que se relacionó negativamente con los incrementos en la longitud de los fascículos en el grupo que entrenó a UMT largas. 

– Ambos grupos se recuperaban (valores de torque y potencia hasta 10 minutos después de una tarea fatigante) de manera similar antes y después del periodo de entrenamiento. 

– En los 2 casos se consiguió aumentar el torque isométrico máximo (40º), el torque dinámico (de 40º a 0º) y la potencia pico. La falta de adaptaciones neurales hace probable que estas adaptaciones aparecieran por el aumento de hipertrofia o reestructuración muscular. 

Preguntas frecuente sobre tendón músculo

¿Qué es el tendón de un músculo?

Un tendón es una estructura anatómica que conecta un músculo con un hueso. Los tendones son esenciales para la función del sistema musculoesquelético, ya que permiten que los músculos transmitan la fuerza que generan a través de las contracciones a los huesos, lo que a su vez permite el movimiento de las articulaciones.

Los tendones están compuestos principalmente de tejido conectivo, en su mayoría colágeno, que les proporciona resistencia y flexibilidad. La estructura del tendón varía según su ubicación en el cuerpo y la función que desempeña. Algunos tendones son finos y planos, mientras que otros son más gruesos y redondos.

La función principal de los tendones es anclar los músculos a los huesos y permitir la transmisión de la fuerza generada por los músculos a través de las articulaciones, lo que permite el movimiento. Cuando los músculos se contraen, tiran de los tendones, que a su vez tiran de los huesos para producir movimiento en las articulaciones.

Dado que los tendones están sujetos a tensiones y movimientos repetitivos, pueden estar sujetos a lesiones como la tendinitis (inflamación de un tendón), la ruptura del tendón o el desgaste gradual con el tiempo. El cuidado adecuado, el entrenamiento equilibrado y la atención a la técnica adecuada pueden ayudar a prevenir lesiones en los tendones.

En resumen, los tendones son estructuras esenciales en el cuerpo que conectan los músculos con los huesos, permitiendo el movimiento y la función musculoesquelética.

¿Qué diferencia hay entre el músculo y el tendón?

El músculo y el tendón son dos componentes fundamentales del sistema musculoesquelético, pero tienen funciones y características diferentes. Aquí hay una comparación de las principales diferencias entre el músculo y el tendón:

Músculo:

  1. Función: Los músculos son responsables de generar fuerza y ​​movimiento en el cuerpo. Cuando se contraen, los músculos generan la fuerza necesaria para mover las articulaciones y realizar diferentes acciones.
  2. Composición: Los músculos están compuestos principalmente de tejido muscular, que contiene fibras musculares. Estas fibras musculares contienen proteínas contráctiles que permiten la contracción muscular.
  3. Ubicación: Los músculos están ubicados en diferentes partes del cuerpo y se unen a los huesos a través de los tendones.
  4. Contracción: Los músculos pueden contraerse y relajarse voluntariamente, lo que permite controlar los movimientos del cuerpo. La contracción muscular es controlada por el sistema nervioso.
  5. Movimiento: Los músculos son los motores que generan el movimiento. Cuando los músculos se contraen, tiran de los huesos a los que están unidos a través de los tendones, lo que provoca el movimiento de las articulaciones.

Tendón:

  1. Función: Los tendones conectan los músculos a los huesos. Transmiten la fuerza generada por los músculos a los huesos, lo que permite el movimiento de las articulaciones.
  2. Composición: Los tendones están compuestos principalmente de tejido conectivo, principalmente colágeno. Este tejido les da resistencia y permite la transmisión de fuerza.
  3. Ubicación: Los tendones están ubicados en los extremos de los músculos y se unen a los huesos, anclando los músculos a las estructuras óseas.
  4. Contracción: A diferencia de los músculos, los tendones no pueden contraerse ni relajarse de manera voluntaria. Su función es transmitir la fuerza generada por el músculo al hueso.
  5. Movimiento: Los tendones permiten el movimiento al transmitir la fuerza generada por los músculos a través de las articulaciones. Sin los tendones, los músculos no podrían generar movimiento efectivo.

En resumen, los músculos son los tejidos responsables de generar fuerza y ​​movimiento, mientras que los tendones son las estructuras que conectan los músculos a los huesos y permiten la transmisión de la fuerza para producir movimiento en las articulaciones. Ambos trabajan en conjunto para permitir la función musculoesquelética en el cuerpo.

¿Cómo se forma el tendón muscular?

El tendón muscular se forma a través de un proceso de transición gradual desde el músculo hacia el tejido conectivo que se une al hueso. Aquí te explico cómo se forma el tendón muscular:

  1. Unión Muscular: El músculo se origina en una parte específica del hueso llamada origen. Desde esta unión, las fibras musculares se agrupan para formar el vientre muscular, que es la parte activa del músculo que se contraerá para generar movimiento.
  2. Transición Gradual: A medida que las fibras musculares se acercan al extremo del músculo que se une al hueso, comienzan a mezclarse con el tejido conectivo que formará el tendón. Esta transición gradual es importante para distribuir la tensión y la fuerza de manera efectiva entre el músculo y el tendón.
  3. Tejido Conectivo: El tejido conectivo que compone el tendón se llama colágeno. A medida que las fibras musculares se entrelazan con el tejido conectivo, se forma una estructura fibrosa que se extiende desde el músculo hacia el hueso.
  4. Inserción Tendinosa: La parte del tendón que se une al hueso se llama inserción tendinosa. En esta área, el tejido conectivo del tendón se integra con el hueso, creando una unión sólida que permite transmitir la fuerza generada por el músculo al hueso.
  5. Función de Anclaje: El tendón no solo une el músculo al hueso, sino que también actúa como una especie de amortiguador que distribuye las fuerzas generadas durante la contracción muscular para prevenir daños en los tejidos.

En resumen, el tendón muscular se forma a medida que las fibras musculares se entrelazan gradualmente con el tejido conectivo (colágeno) que forma la estructura del tendón. Esta transición desde el músculo hacia el tendón permite una unión fuerte y efectiva que permite transmitir la fuerza generada por el músculo al hueso y, a su vez, permitir el movimiento de las articulaciones.

¿Cómo se clasifican los tendones?

Los tendones se pueden clasificar de diversas formas según sus características anatómicas, función y ubicación en el cuerpo. Aquí te presento algunas de las formas comunes en las que los tendones pueden clasificarse:

  1. Según la Morfología:
    • Tendones Planos: Son tendones anchos y delgados que se asemejan a una banda. Ejemplos incluyen el tendón del músculo dorsal ancho en la espalda.
    • Tendones Cilíndricos: Son tendones más redondos y compactos. Ejemplos incluyen los tendones de los músculos bíceps braquial y tríceps braquial.
  2. Según la Función:
    • Tendones Flexores: Transmiten la fuerza generada por los músculos flexores, que doblan las articulaciones. Por ejemplo, el tendón del músculo bíceps flexiona el codo.
    • Tendones Extensores: Transmiten la fuerza generada por los músculos extensores, que enderezan las articulaciones. Por ejemplo, el tendón del músculo cuádriceps extiende la rodilla.
    • Tendones de Sujeción: Algunos tendones no están directamente relacionados con el movimiento, sino que ayudan a mantener la posición de ciertas estructuras. Por ejemplo, los tendones que mantienen los huesos en su lugar alrededor de las articulaciones.
  3. Según su Ubicación:
    • Tendones Superficiales: Están cerca de la superficie del cuerpo y son fácilmente palpables. Ejemplos incluyen el tendón de Aquiles en el talón.
    • Tendones Profundos: Están más profundos en el cuerpo y no son fácilmente palpables. Ejemplos incluyen los tendones de los músculos del antebrazo.
  4. Según su Inserción:
    • Tendones Unipenados: Tienen fibras de colágeno que se extienden desde un solo lado del tendón central, asemejando la estructura de las plumas de un pájaro. Esto permite una mayor concentración de fibras musculares en un espacio más pequeño.
    • Tendones Bipenados: Tienen fibras de colágeno que se extienden desde ambos lados del tendón central, similar a las aletas de un pez. Esto también permite una alta densidad de fibras musculares en un espacio más reducido.
  5. Según su Localización:
    • Tendones Articulares: Se encuentran cerca de las articulaciones y a menudo actúan para estabilizar y guiar los movimientos articulares.
    • Tendones Musculares: Se extienden a lo largo de la longitud del músculo y transmiten la fuerza generada por el músculo al hueso.

Cabe destacar que estos son solo algunos ejemplos de cómo los tendones pueden clasificarse, y la clasificación exacta puede variar según el contexto anatómico y funcional. Los tendones desempeñan un papel esencial en la función musculoesquelética y permiten la conexión entre los músculos y los huesos, lo que posibilita el movimiento del cuerpo.

¿Qué pasa si los tendones se inflaman?

La inflamación de los tendones, conocida como tendinitis, es una afección común que puede causar dolor, incomodidad y limitación en el movimiento. La tendinitis generalmente ocurre como resultado de la irritación o lesión del tendón, y puede ser causada por factores como el uso excesivo, movimientos repetitivos, lesiones agudas o crónicas, o factores biomecánicos inadecuados. Aquí hay algunas cosas que pueden ocurrir cuando los tendones se inflaman:

  1. Dolor: La tendinitis generalmente causa dolor en o cerca del área donde el tendón se encuentra con el hueso. El dolor puede variar en intensidad y puede ser agudo, punzante o constante.
  2. Hinchazón: En algunos casos, puede haber hinchazón alrededor del área inflamada del tendón. Esto puede ser visible o sentirse como una sensación de hinchazón.
  3. Sensibilidad y Calor: La zona inflamada del tendón puede sentirse sensible al tacto y puede estar caliente al tacto debido a la respuesta inflamatoria.
  4. Limitación del Movimiento: La inflamación y el dolor pueden limitar la capacidad de mover la articulación afectada. Esto puede afectar la amplitud de movimiento y dificultar la realización de actividades normales.
  5. Crepitación: Algunas personas pueden experimentar un crujido o sensación de crepitación al mover la articulación afectada debido a la inflamación y al roce del tendón.
  6. Debilidad: La inflamación y el dolor pueden causar debilidad temporal en los músculos asociados con el tendón inflamado, lo que puede afectar la función normal.
  7. Riesgo de Ruptura: Si la inflamación no se trata adecuadamente y la tensión continua sobre el tendón, existe un riesgo mayor de que el tendón se debilite y pueda romperse parcial o completamente.

El tratamiento de la tendinitis generalmente involucra una combinación de medidas, que pueden incluir:

  • Descanso: Evitar actividades que agraven la inflamación para dar tiempo al tendón para recuperarse.
  • Hielo: Aplicar hielo en el área inflamada puede ayudar a reducir la inflamación y el dolor.
  • Compresión: El uso de vendajes o soportes puede proporcionar compresión y estabilidad a la zona inflamada.
  • Elevación: Elevar el área inflamada puede ayudar a reducir la hinchazón.
  • Medicamentos antiinflamatorios: Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINEs) de venta libre pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor.
  • Terapia Física: La fisioterapia puede ayudar a mejorar la fuerza y flexibilidad, y a corregir los problemas biomecánicos que pueden haber contribuido a la tendinitis.
  • Cambios en la Actividad: Ajustar la forma en que realizas ciertas actividades para evitar movimientos que puedan agravar la inflamación.
  • Inyecciones: En algunos casos, se pueden administrar inyecciones de corticosteroides en el área inflamada para reducir la inflamación.
  • Tiempo de Descanso: A veces, el tratamiento puede requerir un tiempo prolongado de descanso y rehabilitación para permitir que el tendón sane adecuadamente.

Si experimentas dolor persistente, inflamación o limitación del movimiento en una articulación, es importante buscar atención médica para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado. El tratamiento temprano y apropiado puede ayudar a prevenir complicaciones y promover una recuperación efectiva.

Cursos destacados

Leave A Comment

×

 

¡Hola!

Haz click abajo para hablar con nosotros

× ¿Alguna duda?