LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
15/04/2015 1 Comment

Press de banca espacial: cargas inerciales (I)

Cuando hablo en nuestros cursos sobre sistemas de fuerzas dentro de los bloques de mecánica del ejercicio y biomecánica, hay un trabajo que me gusta proponer para entender un concepto que a veces cuesta un poco. El concepto es el de «carga inercial» y en un ejercicio de visualización les propongo a los alumnos que traten de imaginar como sería el famoso press de banca si pudiéramos hacerlo en el espacio atados a la estación espacial internacional (ISS).

Antes de trasladarnos a 400 km de la tierra donde se encuentra la ISS vamos a ver que es eso de la Carga inercial.

 

 

Estación Espacial Internacional, o International Space Station (ISS)

 

Cualquier objeto por estar en la tierra tiene una carga constante relativa a su masa. Esa carga es el producto de multiplicar esa masa (en kg) por la fuerza de la gravedad, por lo que mientras la gravedad no cambie (vamos a despreciar las diferencias entre la playa de la caleta de Cádiz y la cima del Everest…) la carga gravitacional de una mancuerna, pesa, disco, kettlebell,…., será constante en la tierra. Siendo así, podemos fiarnos del número que tenga grabado nuestro material (habitualmente en Kg o libras) y estar seguro de que esa carga gravitacional vamos a tenerla siempre a nuestra disposición.

Pero, ¿eso significa que siempre voy a «sentir» esos 20Kg que pone mi kettlebell en mi mano?. Si realizamos un ejercicio tan simple como una flexión de codo agarrando con la mano la kettlebell, veremos como la carga será constante si hago el movimiento muyyyyy despacio (casi sin aceleración una vez comenzado el movimiento), cosa que cambiará si por ejemplo hago el ejercicio con un tirón muy rápido al principio, quedándome durante parte del ejercicio con sensación de que la kettlelbell «no pesa». Esto ocurre porque hay más cargas además de la gravitacional que tenemos que tener en cuenta.

Si nos trasladamos al espacio y nos dan a elegir parar una pelota de tenis o la mismísima ISS que se dirige hacia nosotros, creo que nadie dudará en elegir la pelota. Ante la ausencia de gravedad en el espacio, la carga gravitacional es 0 (F=m.g; F=m.0; F=0), pero algo nos dice que la ISS es capaz de hacernos bastante más daño que la inocente pelota. ¿A qué debemos temerle entonces?

El Sr. Newton en su primera ley nos dice que “Todo cuerpo persevera en su estado de reposo o movimiento uniforme y rectilíneo a no ser que sea obligado a cambiar su estado por fuerzas impresas sobre él”

Aquí es donde aparece la carga inercial, que es un potencial de carga que va a depender de la masa del objeto y de la aceleración que tenga ya por si o que queramos darle nosotros. ¡Eh! ¿has visto que he puesto potencial en rojo? (he vuelto a hacerlo….), lo he hecho porque es la palabra importante aquí. Al decir que es un potencial de carga quiero recalcar que ese objeto tiene una carga gravitacional constante (que no va a cambiar en ningún caso) relativa a la masa, pero además tendrá otra carga que, aunque dependa también de la masa, dependerá de la aceleración que yo le dé.

Si no hay cambio en su velocidad, es decir aceleración, no hay carga inercial, y cuanta más aceleración haya más carga inercial habrá. Así, la ISS quieta en el espacio no nos ofrecerá ninguna carga, pero si tenemos que cambiar su estado de reposo o movimiento (es decir, producirle una aceleración positiva o negativa) ahí aparecerá esa carga inercial.

Esta carga inercial podemos verla como una carga oculta, que se encuentra dormida en nuestro material hasta que empezamos a acelerarlo, si el movimiento es constante y sin aceleraciones no la sentiremos mucho, pero si nos da por realizar aceleraciones despertaremos a la bestia oculta.

Bueno, creo que tenemos datos para hacer una serie de press de banca espacial. Nos imaginamos un escenario en el que tenemos nuestro banco atado a la ISS y nosotros a la vez estamos atados a éste (por eso de facilitar el ejercicio físico y el de imaginación), y yo os pregunto, ¿Qué tipo de contracción (excéntrica o concéntrica) se produce en cada musculatura (de empuje o de tracción) en cada momento del ejercicio? No olvidemos que no tenemos carga gravitacional pero tenemos nuestra carga inercial oculta…

Antes de seguir leyendo intenta imaginarlo…

 

Intentad obviar que la barra le atraviesa la mano…

 

Cierra los ojos e imáginate que es lunes, obviamente toca pecho, y el estar a 400 km de la tierra y desplazándote a 7,66 Km/s no va a arruinarte tu sesión a sólo dos meses de la temporada de playa. Sales con tu traje de tirantes, cargas dos discos de 20 Kg a cada lado (te resulta sorprendentemente fácil) y te atas al banco para hacer tu primera serie con 100Kg. La barra está pegada a tu pecho y….

– ¡¡EMPUJAS!! Realizas una contracción concéntrica con tu musculatura anterior que te permite poner en movimiento la barra… pero sorprendentemente una vez que ha empezado a moverse ves que ya no tienes que hacer esfuerzo, la barra ha empezado a separarse de tu cuerpo y lleva una velocidad impresa por tus manos que no hace necesario que sigas empujando. Ha sido fácil… por ahora. Te das cuenta de que los codos se están extendiendo y como no hagas nada vas a tener que soltar la barra o te arrancará los brazos (te recuerdo que estás atado al banco…), así que…

– FRENAS antes de que los brazos se extiendan del todo, usas tu musculatura posterior para frenar el movimiento de la barra (contracción excéntrica), hasta que consigues pararla por completo justo cuando tus codos se han extendido del todo y empezabas a notar que ibas a tener un problema. Llevamos la mitad… sigamos.

– ¡¡TIRAS!! Realizas una contracción concéntrica de tu musculatura posterior para volver a traer la barra hacia ti, y vuelves a notar que en cuanto la barra se ha puesto en movimiento dejas de necesitar realizar fuerza ya que ésta se mueve sola. Como ya te imaginas lo que va a pasar y no te apetece que la barra acabe incrustada en tu pecho…

– FRENAS de nuevo la barra poco a poco, pero esta vez usando tu musculatura anterior de empuje en excéntrico.

Resumiendo, tenemos por orden de aparición: Concéntrico de empuje, excéntrico de tracción, concéntrico de tracción, y excéntrico de empuje. ¡Y todo en un sólo ejercicio!

Antes de seguir tu serie te paras a pensar y te das cuenta de que el «press de banca espacial» debería llamarse «press-pull de banca espacial» y que ha resultado ser un ejercicio muy completo, ya que trabajas ambas musculaturas, aunque si lo que estabas buscando es tiempo bajo tensión, me parece a mi que no va a ser el ideal.

cerveza post entreno

La cerveza post entreno no debe faltar nunca…

Obviamente no vamos a subirnos a la ISS a entrenar, pero espero que en próximas entradas veamos como afecta la carga inercial a diferentes materiales en la tierra y como podemos jugar con ella según nuestro objetivo. Además volveremos al espacio a ver porqué las máquinas YO-YO se convirtieron en el medio de entrenamiento de los astronautas durante sus viajes espaciales.

Ya sabes¡ Si tienes algún comentario, duda o algo no te cuadra, abajo puedes compartirlo con todos. Y si te ha gustado compártelo!

1 Comment

  • puesyo
    Responder Web Designer

    Esperando próximas partes ! 🙂

Leave A Comment