LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
29/03/2016 0 Comments

Movement Never Lies

MOVEMENT NEVER LIES

HRD010history

Martha Graham en movimiento

“El movimiento nunca miente”... con esta frase, la famosa bailarina Martha Graham nos explicaba de una manera gráfica la base sobre la que asentar nuestros conocimientos cuando nuestra responsabilidad como entrenadores va más allá de una simple mejora fisiológica o estética.

El movimiento como objetivo y como herramienta. Y además de esto, como órgano predictivo de posibles alteraciones en cuanto a la eficiencia, que afecten a la estabilidad y preservación de las estructuras que lo soportan. Ser capaz de observar el movimiento es ser capaz de observar las relaciones entre las diferentes estructuras que lo componen. Y basándose en conocimientos anatómicos y biomecánicos, discernir si se están creando relaciones positivas y negativas para el desarrollo (eficacia) e integridad (eficiencia) de este complejo ecosistema que es nuestro cuerpo humano y el entorno donde realiza sus funciones. Entender, gracias a los recientes avances en neurofisiología, cómo estas relaciones entre todos los sistemas que se relacionan en dicho ecosistema, crean patrones de comportamiento (tanto a nivel de generación de movimiento como actitudinales, emocionales, etc.) que se fijan a través de la repetición y la atención consciente, será clave en el desarrollo de nuestro trabajo.

Por lo tanto, cuando observemos a un cliente durante una sesión de entrenamiento o readaptación, debemos asumir que cada repetición, cada movimiento, es un test en el que se evalúa directamente el control motor del sistema.

El control motor, entendido como el estudio de la causa y la naturaleza misma del movimiento será evaluado en dos formas esenciales:

  • La estabilización del cuerpo en el espacio (Postura y Equilibrio).
  • El desplazamiento del cuerpo en el espacio (Movimiento).

Por lo tanto, de la correcta observación y análisis de estos dos aspectos dependerá absolutamente las propuestas de intervención que nos planteemos cómo entrenadores para alcanzar dos objetivos fundamentales, inherentes a cualquier proceso de entrenamiento:

  • Aprendizaje Motor: entendiéndolo como adquisición de nuevos movimientos o modificación de aquellos que no provocan relaciones positivas entre las estructuras en cuanto a eficiencia y eficacia del sistema.
  • Desarrollo Motor: entendiéndolo como la potenciación de relaciones positivas entre las estructuras haciendo que los correctos patrones de comportamiento aumenten la eficacia del sistema en las funciones que desarrolla.

Por lo tanto saber qué observar, y cómo observarlo será el primer paso. Aquello que consideremos correcto deberemos potenciarlo y lo que no, modificarlo para que no resulte en pérdidas de rendimiento o lesiones. Y a eso nos dedicaremos en las siguientes entradas, donde propondremos ideas para mejorar nuestra capacidad de observar y analizar.

¿¿Pero esto es sencillo??

Hace ya algunos años, Adán Martín, Director de Formación de FIDIAS, volviendo de un curso que realizamos en Jaén durante nuestros primeros años como formadores, me hizo la siguiente pregunta:

  • “¿Qué formación te gustaría haber recibido durante tus primeros años después de salir de la facultad e iniciar tu andadura como entrenador personal?”…

Después de un rato pensando en muchos de los grandes docentes de este país, en las formaciones ya realizadas y en mi experiencia en aquel momento, no tenía una respuesta clara y así se lo transmití.

  • “ No sabría decirte. Hay grandísimas formaciones en este país, pero a todas les falta algo… es algo así cómo si a todas les faltase una base, un hilo conductor que permita contextualizar lo que nos aportan “los buenos”. 
mochila-de-montac3b1a-haglofs-roc-helios-25-1

¿Quién me iba a proporcionar mi ansiada mochila?

Muchas veces hablamos de la mochila de conocimientos que hay que ir llenando de cosas buenas, pero en ocasiones tengo la sensación de que a muchos entrenadores nos falta la propia mochila. Y eso hace que muchos de los conocimientos que adquirimos no tengan una utilidad práctica en muchas ocasiones. Recuerdo durante la carrera haber asistido a un Simposio Internacional de Fuerza donde acudían todos los “gurús” del entrenamiento de aquella época: Desde Carmelo Bosco, a Yuri Verjkoshansky, Paco Seirul-lo, Hakkinen,… entre muchos otros. Recuerdo, pese a haber aprendido ciertas cosas, tener la sensación de estar escuchando a maestros en el más amplio sentido de la palabra y no estar preparado para entenderlos. Me faltaba una buena mochila donde guardar esa sabiduría que se desparramaba por otros lados. Asumía que la culpa era mía, pero ¿quién me iba a proporcionar esa ansiada mochila?.

  • “¿Y según tú, cual debería ser ese hilo conductor?”… Adán me rescató de mis viajes al pasado…
  • “Eso si lo tengo claro… el MOVIMIENTO debería ser ese hilo conductor. No lo entendemos bien. No sabemos demasiado sobre cómo, observarlo, modificarlo, cómo aprender nuevas habilidades y sobretodo, como desaprender aquellos patrones adquiridos que nos provocan pérdidas de eficacia y lesiones a corto y largo plazo. Y sin entenderlo, creo que sirve de poco saber sobre repeticiones, frecuencia cardiaca, sobre TRX o Kettlebells… e incluso leerte un “paper” de esos que le gusta a la gente poner de foto en su facebook”…
  • “¿Y porqué no hacemos esa formación nosotros?”, me contestó.

Y nos lanzamos a uno de los proyectos más maravillosos en los que he estado en mi vida profesional. Desarrollar un curso para entrenadores personales donde se entendiese y aprendiese toda esa base de conocimientos necesarios para construir esa extraordinaria mochila que luego nos permitiría ir llenándola de cosas, con sus bolsillos y cremalleras selladas donde no se escapase ni una gota de lo que nos pueden enseñar los muchos y buenos maestros e investigadores que trabajan día a día para nosotros y nuestros clientes.Captura de pantalla 2016-03-28 a la(s) 11.44.45

Estamos apunto de iniciar la VIII, IX y X Edición del MOVEMENT TRAINER COURSE (MTC) en Sevilla Málaga y Madrid y por el feedback de nuestros alumnos podemos decir que lo hemos conseguido. Y seguimos mejorándolo día a día. Porque EL MOVIMIENTO NUNCA MIENTE.

Nos vemos en la siguiente entrada!

Leave A Comment