LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021

MOVEMENT TRAINERS BLOG

¡Cómo está ese músculo¡

Resulta que las personas podemos estar contentas, tristes, cabreadas, delgadas, guapas, ilusionadas, enfermas…… tenemos multitud de «estados».

Centrándonos en los músculos, también resulta que nos encontramos con multitud de estados posibles: hipertrofiado, corto, rígido, débil, largo, atrofiado, fuerte, tenso, ……..

La realidad es que lo que exponemos en esta entrada es una reflexión que nos hacemos tras leer a veces descripciones sobre estados musculares con las que no estamos de acuerdo, en algunos casos en literatura científica; y desde luego el término «estado muscular» simplemente es lo que se nos ha ocurrido para tratar de aclarar este tema, sobre el que, como siempre, es más lo que desconocemos que lo que conocemos.

Tras haber leído sobre músculos, desequilibrios musculares, fuerza, etc… proponemos diferentes continuums que pueden definir los diferentes estados musculares, evidentemente existen muchos más (cansado, distendido, contracturas, roto, caliente, congestionado,…..), simplemente tratamos de exponer una visión muy genérica:

Estados de los musculos 1

Hemos observado que un error muy común es asociar, como indivisibles, estados de la primera columna entre sí o de la segunda columna entre sí. Es evidente que en muchos casos existe una gran relación entre estos parámetros; por ejemplo, un músculo que va aumentando su tono, suele tener tendencia a la hipertrofia, al igual que tiene una mejora de Fuerza. A veces, se puede producir una ganancia de tono que conlleva un acortamiento adaptativo, lo que puede provocar también aumentos en la tensión muscular (muscle tightness), pudiéndose traducir en alteraciones posturales, dolor, alteraciones de movimientos, lesión….

A nuestro parecer una de las principales confusiones se producen por un aumento de la tensión muscular debido a elongación muscular, ya que hemos comprobado que hay cierta tendencia a olvidar que existe esta combinación; por ejemplo cuando hay en la cadera un síndrome de aducción y la cintilla iliotibial está requerida de forma excéntrica casi continuamente, aquí el aumento de tensión se produce por elongación y no por acortamiento.

A menudo los entrenadores detectan la tensión muscular y rápidamente aplican entre otras soluciones estiramientos. En estos casos la solución pasa por estirar los antagonistas, y fortalecer los sinergistas, pero para ello es fundamental la evaluación muscular que determine que la tensión proviene por elongación muscular y no por acortamiento. Diferente es un músculo que está elongado pero que no está solicitado, en esos casos la tendencia es la debilidad y la atrofia, pero no la tensión.

Para Janda (1987)1, la TENSIÓN muscular era la clave de los desequilibrios musculares, creando una cascada de eventos que puede conducir a una lesión. Además, la tensión muscular excesiva inhibe de forma refleja a sus antagonistas, creando el desequilibrio. A estos músculos tensos, les decimos a menudo que están facilitados o que son hipertónicos, porque su umbral de activación e irritabilidad son inferiores.

Estructuralmente el aumento de tensión es causado por alteraciones en el SNC que provocan rigidez y espasmos musculares, que a su vez van a producir estados de isquemia muscular2. A largo plazo la tensión puede provocar un descenso de la Fuerza debido a que las fibras musculares activas van siendo sustituidas por tejido no contráctil.

Los fisios tienen un elemento de valoración muy importante para detectar la tensión muscular, como son los trigger points5.

Y entre otros factores neuroreflejos no podía faltar el Sistema Límbico6: El estrés, la fatiga, el dolor, las emociones… contribuyen a aumentar la tensión muscular.

Vamos a hacer nuestras unas palabras de la Gran Shirley Sahrmann4: «identificar la causa mecánica es un paso más importante en la corrección del problema y el alivio del dolor que identificar los tejidos dolorosos y aliviar la inflamación local….» Y que conste que eso no quiere decir que tratar la inflamación local y mejorar los síntomas de forma aguda no sea también importante.

Visto todo lo anterior, creo que entre los emoticonos musculares, el del cabreo hay que ponérselo al músculo tenso, que es el que va a evolucionar hacia el dolor y la lesión.


estado de los músculos 2

Cuando nos gusta de pronto alguien, solemos decir ¡¡Cómo está ese/a!! Pues sabéis cómo tiene que estar un músculo para que guste y se enamoren de él: FUERTE, CON UNA LONGITUD MEDIA Y RELAJADO. Gracias a esos «estados genéricos» un músculo podrá cumplir con sus funciones3 fisiológicas, biomecánicas y neuromusculares de forma óptima, …así ¿Quién no se va a enamorar de él?

estado de los músculos 3

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Janda, V. 1987. Muscles and motor control in low back pain: Assessment and management. In Physical therapy of the low back, ed. L.T. Twomey, 253-78. New York: Churchill Livingstone.

  2. Mense, S., and D.G. Simons. 2001. Muscle pain: Understanding its nature, diagnosis, and treatment. Pain associated with increased muscle tension. Baltimore: Lippincott Williams & Wilkins.

  3. Page P, Frank CC, Lardner R. (2010). Assessment and treatment of muscle imbalance. Human Kinetics.

  4. Sahrmann SH. Diagnostico y tratamiento de las alteraciones del movimiento. Paidotribo. 2002.

  5. Simons, D.G., J. C Travell, and L.S. Simons. 1999. Upper half of body. Vol. 1 of Travell and Simons’ myofascial pain and dysfunction: The trigger point manual. 2nd ed. Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins.

  6. Umphred, D.A. 2001. The limbic system: Influence over motor control and learning. In Neurological rehabilitation. 4th ed., ed. D.A. Umphred, 148-77. St. Louis: Mosby.

Leave A Comment

×

 

¡Hola!

Haz click abajo para hablar con nosotros

× ¿Alguna duda?