LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
03/12/2019 0 Comments

¿Doblarla o no doblarla? Esa es la cuestión…

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»¿Doblarla o no doblarla? Esa es la cuestión…» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

Después de que se publicaran algunas investigaciones, llevadas a cabo con cadáveres e in-vivo, en las que se concluía que doblar la espalda aumenta la presión sobre los discos intervertebrales y el riesgo de sufrir una lesión en la columna, se empezó a recomendar la reducción de la flexión de la espalda para prevenir el inicio, persistencia o recurrencia de dolor. 

No obstante, existen ciertas limitaciones en estos estudios que deberían hacernos dudar sobre la validez de este mensaje. Entre ellas encontramos que es poco probable que podamos extrapolar los resultados encontrados en cadáveres a personas vivas, que los estudios realizados in-vivo no consideraron la curvatura que se alcanzaba durante los movimientos analizados y que no realizaron una comparación entre personas con y sin dolor de espalda. A esto hay que sumarle que la implantación de consejos acerca de cómo deben levantarse los objetos no ha venido acompañada de un descenso de dolor de espalda. 

A la vista de lo extendida que está la idea de que no debe flexionarse la espalda y de los diferentes problemas metodológicos que presentan los estudios que dieron pie a tal creencia, unos investigadores han considerado recientemente que era necesario la realización de una revisión de la literatura científica y de un metanálisis que nos permitiera conocer si la flexión de la espalda durante un levantamiento de un objeto es un factor de riesgo para el inicio o persistencia de un dolor lumbar, y si difieren las personas con y sin dolor lumbar en la cantidad de flexión de la espalda durante un levantamiento.

En la revisión se incluyeron 12 estudios (1 longitudinal y 11 transversales, con 697 personas analizadas entre todos) que cumplieron los criterios de inclusión. Además de estar escritos en inglés y publicados en una revista con revisión por pares, debían: 1) medir la posición de la zona lumbar de la columna —con un conjunto de marcadores que identificaran 2 o más regiones anatómicas— durante la realización natural (sin instrucciones) de un levantamiento de una carga externa, y 2) mostrar resultados acerca de si la posición de la columna era un factor de riesgo para el inicio o persistencia de dolor lumbar, o un factor diferenciador entre personas con y sin dolor. 

En estos estudios se utilizaron 2 tipos de metodologías para evaluar la posición de la columna lumbar. Una en la que se mide la flexión mediante la angulación registrada con sensores distribuidos por la zona lumbar (método intralumbar). Otra en la que se mide la flexión lumbar mediante la posición de marcadores situados en la zona torácica y pélvica. Con el primero de los métodos no se encontró una relación longitudinal entre una mayor flexión de la zona lumbar y el inicio o persistencia de dolor, ni se pudo concluir que las personas con o sin dolor difirieran en la flexión pico de la zona lumbar. Con el segundo, se encontró que las personas con dolor de espalda baja levantan los objetivos con una menor flexión lumbar que las personas asintomáticas (diferencia de unos 6º). De las 43 comparaciones que se realizaron, solo en 2 de ellas se encontró una mayor flexión lumbar en personas con dolor de espalda. Esto se dio en 1 comparación de las 5 realizadas en 1 estudio y en otro estudio que, utilizando el método intralumbar, mostró que las personas con dolor presentaban una mayor flexión (4º) en la zona lumbar alta, pero menos flexión en la zona baja, 

Vemos por tanto que, hasta la fecha, ningún estudio que haya medido de manera directa el movimiento lumbar ha encontrado una relación entre el dolor de espalda baja y una mayor flexión lumbar. Esto nos muestra que más que decir que no se debe flexionar la espalda, el mensaje que debe transmitirse es que, a día de hoy, no existe evidencia científica que respalde la creencia, muy entendida, de que debe evitarse doblar la espalda para agacharse a coger un objeto.

Como bien comentan los propios autores del artículo, la revisión realizada cuenta con algunas limitaciones. Por un lado, el máximo peso utilizado en las investigaciones incluidas fue de 12 kg, por lo que los resultados no pueden extrapolarse a levantamientos más pesados (por lo tanto no sabemos qué ocurre). Por otra parte, los análisis de movimiento se realizaron en laboratorio y se consideró solo la posición lumbar y no la carga sobre la columna a este nivel. Por último, encontraron que la calidad de estudios era baja, por lo que se requieren estudios de alta calidad para establecer conclusiones definitivas. Con esto en mente, podría concluirse que no hay evidencia sólida ni a favor ni contra del argumento de no doblar la espalda. Eso sí, debemos tener presente que las creencias negativas y el miedo al movimiento son factores de riesgo para el dolor de espalda, por lo que el mensaje de no doblarla por miedo al daño/dolor quizá no sea el más adecuado (además que no existe evidencia de que sea cierto como hemos visto). Visto lo visto, yo me quedo con el consejo del experto en la temática, Peter O´Sullivan: “mi recomendación es que las personas estén fuertes y preparados para la demanda de la tarea que se le presenta —y gradualmente generar confianza y la capacidad para levantar objetos de múltiples maneras— reducir miedos y aumentar la autoeficacia”

Entradas relacionadas:

Comportamiento motor de personas con dolor lumbar levantando cargas

Glúteos ¿qué relación tienen con el dolor lumbar?

Músculos de la espalda ¿qué relación tienen con el dolor lumbar?

Abdominales ¿qué relación tienen con el dolor lumbar?

Actividad de la musculatura de la espalda en personas con dolor; ¿mayor o menor que en asintomáticos?

Dolor espalda, ¿inestabilidad intervertebral?

¿Existe la postura correcta?

El mito de la hipermovilidad

Cambia la postura y reduce el estrés

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286, 2160″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment