LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
24/04/2019 0 Comments

UN ARMA DE DESTRUCCIÓN MASIVA CERVICAL: EL MÓVIL

Como ya mencionamos durante la entrada sobre ITV Cervical (desde aquí le mandamos un fuerte abrazo a nuestro amigo Quasimodo por lo ocurrido en Notre Dame), soportar el peso de la cabeza proporcionando estabilidad es una de las funciones principales de la región cervical. Por lo tanto, un alineamiento ideal permite un posicionamiento de la cabeza con el mínimo esfuerzo muscular.

La musculatura cervical realiza el mínimo esfuerzo a pesar del peso de la cabeza. Y sabiendo que, obviamente, la cabeza siempre nos pesa lo mismo (un 5% – 8% del peso corporal)… ¿por qué se me «cargan» las cervicales y estoy siempre «contracturado»? Quizá deberíamos preguntarnos: ¿qué carga extra supone para esta musculatura que el posicionamiento de la cabeza no sea el adecuado? o ¿cuánto esfuerzo extra puede realizar mi musculatura cervical?

El peso de la cabeza supone menos esfuerzo si se posiciona en el eje axial. Pero pasamos más tiempo del que creemos con la posición de la cabeza por delante de ese eje. Por ejemplo, mientras usamos el ordenador2, leemos o usamos el móvil. 

Complemento indispensable

El móvil suele acompañarnos y existen estudios1 que indican que miramos el móvil de media cada 12 minutos. Y en la última década hemos aumentado la media del uso del móvil. Actualmente lo usamos entre 2 – 4 horas diarias, casi triplicando el uso anterior de unos 90 minutos al día. 

Debido a estos datos, el Dr. Kenneth K. Hansarj3 (Jefe de Cirugía de la columna vertebral en Nueva York) llevó a cabo una investigación para evaluar la carga gradual que supone para la región cervical una inclinación anterior de la cabeza. Los resultados mostraron un incremento de la carga en diferentes ángulos. Es decir, la cabeza colocada unos 15 cm sobre C7 (eje axial) supone unos 5 kg. Si esa masa la adelantamos 15º, supondría una carga de 12 kg. Y esta carga aumenta con la inclinación de la cabeza respecto a la vertical.

carga_cervical

Según observaron en otro estudio4, el ángulo de flexión de la zona cervical varía según estamos sentados o de pie. Mientras se envían mensajes de texto varía desde 37º (de pie) hasta 46º (sentados), de 32º – 42º cuando navegamos por internet y entre 30º – 44º cuando miramos vídeos en el dispositivo.

En general, flexionamos más la región cervical cuando usamos el móvil sentados que cuando estamos de pie. Y esto se debe a que la flexión de cadera en sedestación permite una mayor flexión a lo largo del raquis.

Si vamos recapitulando toda esta información. Observamos que, como mínimo, el posicionamiento de la cabeza supone una carga de 18 kg para la región cervical durante las 2 – 4h diarias que usamos el móvil, a lo que habría sumar la carga del uso del ordenador, etc.

Lo que solemos hacer…

Pero no pasa nada porque todos creemos saber cuál es la solución cuando empezamos a notar la zona cervical con molestias y tensión por una posición mantenida… ¡ESTIRAR!

estiramientoA todos nos resulta familiar esta imagen, donde la solución es momentánea y la usamos porque nos produce buenas sensaciones.

Cuando realizamos estiramientos pasivos en esta zona también debemos tener en cuenta lo que ocurre con los tejidos pasivos. No es que se puedan romper, ya que se ha demostrado5 que los tejidos pasivos cervicales son capaces de soportar hasta 254 kg de fuerza antes de romperse. Y esto se estudió con tejido muerto que no se adapta.

Pero el tejido vivo sí que se adapta a las cargas del día a día. Muestra de ello es el llamado «Síndrome de la aleta flácida», el cual afecta a las orcas en cautiverio. Suelen tener la aleta dorsal caída y esto es debido a que nadan siempre en círculos en el sentido contrario a las agujas del reloj. Además, están sometidas a una única presión por la poca profundidad de la piscina y su alimentación es menos variable que el de las orcas en libertad.

La aleta de la orca carece de músculos y huesos por lo que está compuesta principalmente por fibras de colágeno, siendo este un tejido totalmente pasivo.

                                      aleta_flacidacervical_movil

Aquí os presento las consecuencias de la vida en cautividad.

Y cómo nos adaptamos

Si no estiramos, ¡entonces tenemos que hacer ejercicios!. Pero lo que realmente está sucediendo diariamente es que realizamos «ejercicios o movimientos» con vectores de fuerza y carga inadecuadas.

La postura (o el tiempo que pasas en una determinada posición) para la que no estás preparado puede crear una serie de adaptaciones que a la larga pueden resultar perjudiciales.

Debemos tener más cuidado en cómo usamos el móvil, ya que puede llegar a ser un arma letal para la región cervical. Porque al fin y al cabo, nos asemejamos a las orcas en cautiverio en cuanto al uso de la región cervical. Le damos un único uso y con unas cargas relativamente constantes. 

Somos seres complejos y adaptativos. Y como bien dijo el filósofo Jiddu Krishnamurti: «no es síntoma de buena salud estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma». 

BILIOGRAFÍA

  1. eMarketer Inc., http://www.emarketer.com/Article/Worldwide-Smartphone-Usage-Grow-25-2014/1010920.
  2. Gold J.E. Characterization of posture and comfort in laptop users in non-desk settings. Applied Ergonomics, 212, 43 (2): 392–399
  3. Hansraj KK. Assesment of stresses in the cervical spine caused by posture and position of the head. Neuro and Spine Surgery, 2014 Nov; 25:277-9
  4. Lee S. Head flexion angle while using a smartphone, Ergonomics, 2014 OCT. 58:2, 220-226.
  5. Przybyla, A.S. Strength of the cervical spine in compression and bending. Spine Jul 1;32(15): 1612-20.

Leave A Comment