LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
26/02/2020 0 Comments

Sueño y tasa de síntesis de proteínas

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»Sueño y tasa de síntesis de proteínas» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

Numerosas investigaciones científicas han aportado datos suficientes para poder afirmar que un sueño insuficiente o de mala calidad perturba todos los mecanismos fisiológicos necesarios para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. De esta manera, cuando nuestro descanso no es adecuado empiezan a empeorar diferentes capacidades como la atención, la reacción, la memoria, la resolución de problemas o la aplicación de fuerza, por nombrar algunos. A la vez, también sabemos que se altera el apetito, el sistema de dolor y las emociones. A esto hay que sumarle una ralentización de la regeneración y crecimiento de los tejidos, así como en el mantenimiento de los mismos. 

Con respecto al último punto comentado, ya se ha demostrado que cuando dormimos poco y/o mal el mantenimiento de la masa muscular se ve comprometido. Por ejemplo, Nedeltcheva AV y col. (2010) mostraron que si, durante un período de restricción calórica que tiene como fin la pérdida de peso, la persona pasaba poco tiempo en la cama (5.5h) en lugar del tiempo recomendado (8.5h) esta experimentaba una pérdida de masa muscular importante (y menor pérdida de grasa). En esta misma línea otros también mostraron que la privación se sueño desencadena en atrofia muscular, habiéndose encontrado una relación entre la calidad y cantidad de sueño con las probabilidades de tener sarcopenia. 

Un nuevo estudio muestra parte del porqué de esta relación el sueño y la masa muscular. 

Tras comprobar que partían con las mismas características de sueño, actividad física y capacidad funcional, los participantes fueron divididos en diferentes grupos para estudiar los efecto de 5 noches con más o menos sueño. Así un grupo se le permitió estar 8 horas en la cama y continuó con su rutina habitual, a otro solo se le permitió estar la mitad de tiempo. 

Los investigadores observaron que, en comparación con el grupo que pudo dormir las horas recomendada, el grupo que redujo sus horas de sueño a 4 horas también redujo (en aproximadamente un 19%) la tasa de síntesis de proteínas miofibrilares. Por el contrario, no se observaron cambios en la expresión ARNm o en el contenido de proteínas de marcadores moleculares utilizados para conocer la activación de patrones de síntesis y degradación proteica.

Para estudiar si estos efectos negativos podían paliarse en cierta manera con la realización de ejercicio físico, se incluyó un grupo que, aun durmiendo 4 horas, realizó entrenamientos de alta intensidad. Este lo realizaron los días 4,5 y 6. Consistía en 10 series de 60´´ en cicloergómetro al 90% de Wpico (75´´descaso activo entre series). Cuando compararon la tasa de síntesis de proteínas miofibrilares entre los 3 grupos se observó que el grupo que durmió poco y no realizó ejercicio presentaba una reducción de aproximadamente un 19% con respecto a los otros 2 grupos; sin embargo no se dieron diferencias en esta variable entre las personas que durmieron 8 horas y las que durmieron 4 horas pero realizaron ejercicio físico. 

Este estudio demuestra que cuando reducimos nuestro sueño a la mitad de las horas recomendadas podemos estar comprometiendo la capacidad de mantener masa muscular de nuestro cuerpo. Estos hallazgos van en la línea de investigaciones anteriores que mostraron que cuando el sueño es insuficiente durante un período de tiempo prolongado el resultado es una pérdida de músculo. Asimismo, nos muestra que el ejercicio físico de alta intensidad parece ser una estrategia terapéutica adecuada para mitigar la pérdida de masa muscular provocada por un descanso inadecuado.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286, 2160″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment