LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
27/11/2017 0 Comments

Rol del sistema Esquelético y tendones en reducción rendimiento físico en mayores

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»Rol del sistema Esquelético y tendones en reducción rendimiento físico en mayores» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

La semana pasada publicamos las dos primeras partes de una interesante revisión “Skeletal muscle performance and ageing”  en la que se hablaba del rol del sistema muscular y nervioso en la reducción de rendimiento físico en personas mayores. Hoy, para completar «los sistemas fisiológicos que contribuyen a la reducción del rendimiento de la musculatura esquelética», os traemos la tercera parte sobre el «Rol de sistema esquelético y tendones».

El sistema esquéletico de una persona adulta está compuesto por 206 huesos, así como por un red de tendones, ligamentos y cartílago que los conectan. Este sistema le da forma, soporte y estabilidad al cuerpo y junto con el sistema muscular, permite movimiento. Los fundamentos básicos de la relación entre estructura y función sugieren que cualquier cambio en la forma (ej. alineación esquelética) podría afectar al rendimiento muscular de los mayores.

Aunque son pocos los estudios que han investigado los efectos de los cambios estructurales en el sistema esquelético que acontecen con la edad en la masa muscular y el rendimiento, la evidencia hasta la fecha indica que es un factor que a tener en cuenta. Por ejemplo, datos de “Estudio de facturas por osteoporosis” (The Study of Osteoporotic Fractures) muestran que las mujeres que experimentan una pérdida acelerada de la densidad mineral ósea, tienen más posibilidades de tener incapacidad física y que las mujeres que mantuvieron su densidad mineral ósea durante un periodo de 15 años fueron menos propensas a desarrollar inhabilitación. Además, la hipercifosis parece incrementar el riesgo de caídas en personas mayores y personas que han tenido fracturas vertebrales tienen niveles inferiores de función física y fuerza muscular.

A la vez que los aspectos esqueléticos, con la edad también acontecen cambios en el tejido conectivo. Por ejemplo, una serie de investigaciones de Narici y col., utilizando ultrasonografía para estudiar las propiedades mecánicas del tendón in vivo, sugieren que existe un deterioro del tendón en edades avanzadas. Estos cambios relacionados con la edad incluyen una reducción del stiffness del tendón y del modulo de Young (relación tensión y deformación).

Un descenso en el stiffness parece intuitivo, ya que los datos indican que el colágeno del tendón se vuelve más rígido con la edad debido a diferentes mecanismos potenciales, como aumento del entrecruzamiento del colágeno, reducción en la sustancia fundamental, reducción en el número de fibras de colágeno alineadas de manera longitudinal, reducción en el diámetro fibrilar y citoquinas inflamatorias que aumentan la actividad de las metaloproteinasas de matriz y que provocan una degradación de colágeno.

Las alteraciones en las propiedades del tendón que acontecen con el envejecimiento, parecen impactar de manera directa al comportamiento mecánico del sistema músculo-tendón. Durante la marcha, este sistema funciona como un muelle cuando el músculo se elonga y actúa absorbiendo impactos de manera eficiente y liberando energía elástica que favorece la contracción posterior. De esta manera, cambios en las propiedades del tendón parecen alterar las propiedades elásticas del músculo y afectan al grado de acortamiento de las fibras musculares y al desarrollo de fuerza en el tiempo durante la contracción, y por tanto, al rendimiento físico.

Aunque se suele comentar poco, los cambios degenerativos en los sistemas musculares y óseos, resultan en una reducción de la flexibilidad (disminuyen los grados de movimiento). La evidencia sugiere que la flexibilidad esta asociada de manera negativa a la función física en nonagenarios. Desafortunadamente, el impacto de los cambios en la flexibilidad de las personas mayores sobre el rendimiento físico no es claro y ha recibido muy poca atención científica.

Rol del sistema Esquelético y tendones en reducción rendimiento físico en mayores[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment