LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
27/09/2018 0 Comments

¿Qué instrucciones utilizas para la mejora de la estabilidad?

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»¿Qué instrucciones utilizas para la mejora de la estabilidad?» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

Son muchas las ocasiones en las que un entrenador se puede proponer mejorar el equilibrio de una persona, desde mayores con alto riesgo de caída hasta deportistas del más alto nivel. Sin embargo, no siempre se consiguen los resultados esperados y así lo demuestra la ciencia. Hay intervenciones que, en mayor o menor medida, son efectivas y otras que no lo son.

La efectividad de un programa de entrenamiento es dependiente de una gran multitud de factores, pero en el caso de los ejercicios que buscan la mejora de la estabilidad de una persona, hay dos de ellos que son de especial importancia. Estos son: especificidad y foco de atención. Por un lado, son varios los estudios que han mostrado que por muy similar que puedan parecer dos tareas, el grado de transferencia —en cuanto a ganancias de estabilidad— entre ellas es muy pequeño o inexistente. Por otro, no son menos los que demuestran que las instrucciones que se utilizan para guiar al aprendiz durante la ejecución de los ejercicios es clave para aumentar el éxito de un entrenamiento y que deben priorizarse aquellas que dirigen la atención hacia los efectos de los movimientos.

Recientemente se ha publicado en la revista “Journal of Motor Behaviour” una investigación, dirigida por Jed. A Diekfuss, que tenía un objetivo muy bien definido: comprobar qué efectos tiene, sobre el rendimiento y el aprendizaje, la utilización de diferentes instrucciones durante la realización de un entrenamiento de estabilidad.

La principal novedad de este estudio radica en la duración del programa de entrenamiento que se llevó a cabo. Como se ha comentado, anteriores estudios han mostrado los beneficios de utilizar instrucciones que fomenten la utilización de un foco externo de atención, sin embargo, el período de entrenamiento en la gran mayoría de ellos es bastante breve, lo que hacía que la práctica se limitara a unos 20-100 intentos. Este nuevo experimento tuvo una duración de 9 días, con 7 de ellos dedicados al entrenamiento de la estabilidad y con un total de 210 intentos.

Para su realización, la investigación contó con la participación 33 voluntarios/as sin lesiones, alteraciones neurológicas ni experiencia previa en un programa de entrenamiento para la mejora de la estabilidad.

Tras una breve práctica que les sirvió para familiarizarse con el material y con la tarea que debían realizar, realizaron un test inicial. Este test, que tenía como objetivo comprobar el nivel de equilibrio postural —medido de manera indirecta mediante la evaluación de la velocidad de la tabla—, consistía en la realización de 5 series de 30 segundos en las que, con los dos pies colocados sobre la tabla y la mirada al frente, debían tratar de moverse lo menos posible. A continuación, los participantes fueron divididos, de manera aleatoria, en 3 grupos: “control”, “foco interno” y “foco externo”. De estos, el grupo “control” no realizó ningún entrenamiento, mientras que otros 2 grupos realizaron 7 sesiones de entrenamiento con el mismo material utilizado en el test inicial y consistentes en 6 bloques de 5 series de 30 segundos. La diferencia entre sendos grupos estuvo en las instrucciones que recibían antes de iniciar cada bloque. El grupo “foco interno” recibió las siguientes instrucciones: “focaliza la atención en mantener los pies al mismo nivel” , y el grupo “foco externo”: “focaliza la atención en mantener la tabla al mismo nivel”. A las 24 horas de finalizar la última sesión de entrenamiento, se les volvió a realizar el test de equilibrio postural.

Las mediciones de rendimiento revelaron que ambos grupos de entrenamiento redujeron la velocidad media y la desviación estándar desde los primeros a los últimos bloques de ejercicios, así como a lo largo de los días del experimento. Los investigadores comentan que esta reducción en la velocidad de la tabla representa “un aumento en el control neuromotor, necesario para mantener la postura”, es decir, el entrenamiento consiguió el objetivo de que los participantes mejoraran su equilibrio sobre la tabla.

Además de esto, observaron que el grupo que utilizó un foco externo de atención tuvo un mejor rendimiento tanto en las sesiones de entrenamiento como en el test de retención. Por tanto, queda de nuevo patente que se consigue un mayor rendimiento motor cuando la persona recibe instrucciones que fomentan dirigir la atención sobre los efectos que producen sus movimientos, y no piensa en cómo realiza estos últimos.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286, 2160″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment