LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
06/11/2018 0 Comments

Perdida de salto vertical como indicador de fatiga durante un entrenamiento de sprints

¿Cómo podemos controlar la fatiga de nuestro deportista dentro de un entrenamiento en el que realice diferentes sprints? ¿Cuántas series debe hacer? ¿Cuándo paramos?

Las programaciones habitualmente se basan en modelos generales que nos invitan a programar de forma previa a la sesión un número fijo de series, muchas veces igual para diferentes deportistas. Con suerte hay entrenadores que ese número de serie deciden adaptarlo según las sensaciones del deportista antes o durante la sesión.

El estudio de hoy de Pedro Jiménez, Fernando Pareja y otros investigadores de su grupo fue publicado hace solo unos días y viene a unirse a una que vimos anteriormente (estudio) en los que se analiza como podemos usar la pérdida de salto en CMJ para controlar la fatiga de nuestros deportistas, ya que es un método sencillo y que, sobre todo, está al alcance a día de hoy de cualquier entrenador que no pueda adquirir o no necesite habitualmente analizadores de láctato o células fotoeléctricas.

DISEÑO DEL ESTUDIO

En el estudio participaron 9 deportistas varones con nivel nacional e internacional y familiarizados con todos los procedimientos (carreras y saltos) que se realizaron en el estudio.

Los participantes comenzaron con un calentamiento estandarizado y al finalizar hicieron 3 saltos CMJ separados por 30 segundos de descanso entre ellos (con manos en la cintura y bajando hasta 90º de flexión de rodillas). La medición de estos CMJ es la que se usaría posteriormente para calcular la pérdida de salto durante la sesión.

Tras el calentamiento se llevaron a cabo series de 60 metros a máxima velocidad con 6 minutos de descanso entre series. Se realizaron tantas series como fueron necesarias hasta conseguir una pérdida del 3% en el mejor tiempo obtenido para cada participante.

Al finalizar cada una de las series de 60 metros, y pasados 10 segundos, volvieron a realizar un CMJ. 1 minutos después de finalizar cada serie se les tomó también una muestras de sangre para obtener los valores de amonio y lactato.

En el estudio anteriormente citado de Jimenez-Reyes (2016) la distancia estudiada fue de 40 metros, con un descanso de 4 minutos, siguiendo en este último estudio esa misma relación de 1 minuto de descanso por 10 metros de recorrido (en este caso 60 metros / 6 minutos)

En el siguiente gráfico podéis observar el procedimiento completo una vez finalizado el calentamiento:

RESULTADOS

  • El primer dato que debe hacernos pensar es que la pérdida del 3% en el mejor tiempo se produjo después de 9.2 ± 2.7 sprints, es decir que cada si hubiéramos puesto inicialmente un número común de 9 series para todos habría deportistas que casi habrían hecho 3 series de más o de menos para conseguir el mismo efecto del que realmente perdió un 3% con 9 series.
  • Las primeras 6 series produjeron mucha más variabilidad para cada una de las variables estudiadas que la perdida de velocidad del 1%, 2% o 3%, por lo que seguimos necesitando ese tipo de valores objetivos para estimar la carga sobre cada individuo.
  • Como era de esperar, la disminución en la altura del CMJ fue mayor a medida que el número de repeticiones realizadas se acercaba al 3% de la pérdida de velocidad propuesta.
  • Una vez agrupados los datos de todos los atletas se encontró una relación muy alta entre la pérdida de salto y la concentración de lactato (r = 0.91), de amonio (r = 0.91), y la pérdida de velocidad (r = 0.76). Además, las relaciones eran casi perfectas para cada atleta en lactato (r = 0.93– 0.99), amonio (r = 0.94–0.99), y perdida de velocidad(r = 0.84–0.98)
  • Con todos los datos agrupados se encontró una relación muy alta entre pérdida de velocidad y concentración de lactacto (r = 0.83) y amonio (r = 0.86)


Así pues, nos encontramos ante un nuevo estudio que corrobora la posibilidad de usar métodos asequibles para la mayoría de entrenadores como es la medición del CMJ para poder controlar con más exactitud la carga de trabajo de nuestros deportistas en cada sesión adaptándonos a su estado actual.

Artículo: «Jump height loss as an indicator of fatigue during sprint training»

Cursos relacionados:

Leave A Comment