LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
24/02/2022 0 Comments

LOS DIQUES DE CONTENCIÓN MUSCULAR DEL HOMBRO

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»Los diques de contención muscular del hombro» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

Los diques de contención muscular del hombro son una “construcción” muscular que no impiden el paso del agua, evitan el “descentrado” articular, normalmente impidiendo el desplazamiento excesivo de la cabeza humeral. (Ver: El tesoro glenohumeral, la estabilidad).

Cuando hablamos de fuerza muscular, normalmente se habla de la que puede ejercer un músculo al contraerse, tratando de acercar su origen e inserción generando un vector de fuerza alineado con la dirección de sus fibras y tendones. Pero es más desconocida la fuerza que también pueden ejercer para evitar su deformación y por lo tanto para retener cualquier fuerza que tenga una componente transversal a sus fibras. Este dique será más potente en función de la stiffness muscular.

La articulación glenohumeral se verá beneficiada a nivel de la estabilidad si la stiffness de los músculos que la rodean es alta, pero hay músculos-tendones que por su disposición están mejor capacitados para formar este dique de contención. 

Podemos hablar de 4 diques en el hombro: superior, anterior, posterior y lateral. Para evitar la traslación superior tanto el supraespinoso como el tendón largo del bíceps hacen “efecto barrera” formando un techo a la cabeza del húmero. Es curioso que su efecto barrera amplía el espacio subacromial mientras que el vector de fuerza que trata de unir su origen e inserción deberían provocar la elevación del húmero y por lo tanto reducir el espacio subacromial, pero no es así, el efecto barrera es más fuerte. También al elevarse el brazo el vector de fuerza de estos músculos se horizontaliza, mientras que el efecto barrera sigue impidiendo igualmente la traslación superior.

El subescapular junto con el deltoides anterior, coracobraquial, bíceps braquial y pectoral mayor hacen efecto barrera impidiendo la traslación anterior. Es especialmente importante el subescapular que en relación a la estabilidad anterior alinea sus “dos fuerzas” (vector de contracción y efecto barrera) para evitarla.

Por otra parte la cabeza humeral cuenta con un dique de contención posterior formado por el infraespinoso, redondo menor y el deltoides posterior esencialmente.

Por último el dique lateral, que evita la distracción  del húmero con respecto a la fosa glenoidea; está formado por la porción acromial del deltoides, el supraespinoso, la porción larga del bíceps braquial, y ligeramente por la inserción distal del infraespinoso y redondo menor.

Pero el efecto barrera no solo depende del tono muscular de reposo (resultado de la activación asincrónica y alternada de las unidades motoras que componen el músculo); se verá condicionado por la contracción “voluntaria” y coordinada de los músculos que participan en todo movimiento del hombro. El nivel de fuerza y la stiffness son un arma importante a favor de la capacidad estabilizadora, pero el elemento diferencial será la configuración neuromuscular resultado de la retroalimentación continua entre el sistema, su entorno y la tarea,  autoorganizándose para dar la respuesta más eficiente. Observará el resultado, en este caso el centrado articular, lo evaluará a través de la información propioceptiva y aprenderá para en el futuro poder dar una respuesta mejor.

¿Piensas que la clave es disponer de unos diques fuertes para contener al húmero centrado en la fosa glenoidea? Aunque la fuerza es muy importante, la clave es disponer de diques inteligentes, rápidos y precisos capaces de ajustar su rigidez a las necesidades altamente variables e hipercomplejas a las que se enfrentan los hombros constantemente. Para ello tendremos que enseñar al sistema de contención activa a adaptarse a la tarea y al entorno con variabilidad de estímulos e incertidumbre. Si lo logramos, el hombro podrá presumir orgulloso de que cuenta con los mejores diques de contención.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286, 2160″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment