LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
23/04/2018 0 Comments

Larga vida al foco de atención externo…

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»Larga vida al foco de atención externo…» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

Está ampliamente demostrado que la utilización de las instrucciones verbales que dirigen la atención del sistema a los efectos de sus movimientos (foco externo) favorecen en mayor medida el rendimiento motor que las instrucciones que dirigen la atención hacia detalles de sus propias acciones (foco interno). Pero, ¿qué pasa cuando creemos conveniente el uso de instrucciones dirigidas hacia un foco de atención interno durante la preparación de un movimiento? ¿podríamos  contrarrestar los efectos negativos de este foco de atención cambiando las instrucciones hacia un foco externo antes de la realización del movimiento? Hoy  traemos un reciente artículo  que trata de dar respuesta a esta cuestión. 

En la investigación participaron 29 estudiantes universitarios (11 hombres y 18 mujeres) sin experiencia en la tarea realizada. Los participantes tuvieron que realizar 10 saltos horizontales desde parados y a dos pies con diferentes instrucciones.

  • Condición control: En los dos primeros saltos no recibieron ningún tipo de instrucción (“salta lo mejor que puedas”).

En el resto de saltos recibieron instrucciones que cambiaban tras la realización de 2 saltos. El orden de las diferentes condiciones fue aleatorio y compensado.

  • Foco externo (EF): Recibieron instrucciones de manera que dirigieran la atención hacia los efectos del movimiento.  “Salta intentando llegar lo mas cerca posible al cono”. El cono estaba colocado a 5m de la línea de partida.
  • Foco interno (IF): Debían dirigir la atención hacia aspectos técnicos del movimiento, cómo lo realizaban. “Focaliza la atención en extender tus piernas lo mas rápido posible”

En estas dos situaciones (IF y EF) las instrucciones fueron dadas en un cono (cono 1) situado a 3 metros a la izquierda de la línea desde la que debían saltar. En las dos condiciones restantes—que se comentarán a continuación— se dieron dos tipos de instrucciones diferentes en cada una de ellas. La primera siempre en el cono 1 y la segunda en la línea de salto.

  • De foco externo a foco interno (ETI): Las instrucciones recibidas en el cono 1 fueron; “en la preparación al salto, focaliza la atención en saltar lo mas cerca del cono que puedas”. Una vez en la línea de salida, las instrucciones recibidas fueron diferentes; “Okey, ahora presta atención en extender tus piernas lo mas rápido posible”.
  • De foco interno a foco externo (ITE); Las instrucciones recibidas en el cono 1 fueron; “en la preparación al salto, piensa en extender tus piernas lo mas rápido posible. Una vez en la línea de salida, las instrucciones recibidas fueron diferentes; “Okey, ahora focaliza la atención en saltar lo mas cerca del cono que puedas”.

Una vez completados los 10 saltos, completaron un cuestionario con 9 ítems para conocer la adherencia, preferencias y la percepción de dificultad relacionada con las diferentes condiciones de foco de atención.

Resultados

Los mejores saltos se observaron con la condición de foco externo (EF). Siendo el salto significativamente superior a las condiciones CON, IF, ITE y ETI. Además, observaron que en la condición ITE (en la que acaban con un foco de atención externo), el salto fue significativamente de mayor distancia que en las condiciones IF y CON. El resto de comparaciones no fueron significativas. Figura 1.

Figura 1

En cuanto a la adherencia a cada tipo de instrucción, los participantes mostraron un alto grado de éxito. Cuando se les preguntó si fueron capaces de focalizar la atención en los aspectos requeridos, el 97% de las respuestas fueron afirmativas. En función de la condición este porcentaje varió en cierta medida. En las situaciones IF y EF el 100% de las respuesta fueron positivas. En las condiciones ITE y ETI el porcentaje fue del 97 y del 93 respectivamente. Además se les preguntó sobre el porcentaje de tiempo que fueron capaces de seguir las instrucciones indicadas. El porcentaje medio en IF fue del 84%, 91% en EF, 72% en ET y 82% en ITE. Resultados mostrados en la tabla 1.

Tabla 1

En la tabla 2 se muestra cuál de las instrucciones fue la que mas les ayudó, la que menos y cual fue la preferida. La mayoría de participantes indicaron que las instrucciones en la condición EF fue la que mas les ayudo y la que preferirían recibir si tuvieran que volver a realizar el ejercicio. De los 20 participantes que indicaron que las instrucciones EF fueron las que mas les ayudaron, 11 demostraron su mejor rendimiento y 4 lo mostraron en la condición ITE. De los 3 participantes que indicaron que las instrucciones de IF y ETI eran sus preferidas, solo 1 demostró su mejor salto en la misma condición (IF). La mayoría de participantes indicaron que las condiciones que menos les ayudaron fueron IF o ETI.

Tabla 2

En la tabla 3 se recogen las respuestas a la pregunta “¿Qué, si hubo algo, fue difícil de seguir en cada una de las instrucciones recibidas?. Los resultados revelan que la condición EF recibió los mayores porcentajes en la categoría “no se encontró dificultad” (72,4%) mientras que las canciones IF y ETI recibieron los menores porcentajes  (44.8% y 37% respectivamente). Los participantes indicaron que la condición ITE fue menos difícil (17.2%) que la condición ETI (37.5%). Aproximadamente un 21% de los participantes indicaron que la condición IF incrementó su carga atencional. La condición ITE también mostró un aumento en la carga de atención en un reducido número de participantes (6.9%).

Cuando se les preguntó ¿hay algo mas que puedas decirme que pueda ayudarme a entender hacia donde dirigiste la atención durante la tarea? 9 participantes indicaron que encontraron valioso el foco externo, mientas solo 1 lo indicó sobre el foco interno. 2 participantes respondieron que encontraron complejo las condiciones con cambio de foco. 1 consideró que el cono era un objetivo muy ambiguo y otro un deseo de dirigir la atención hacia el cono en todos los saltos. 8 sujetos hicieron comentarios menos relacionados con el foco de atención (clasificados como “otros”).

Tabla 3

Conclusiones: 

Este estudio corrobora que las instrucciones verbales que dirigen la atención del sistema a un foco externo son mas apropiadas para aumentar el rendimiento en un salto horizontal que las instrucciones que le dirigen hacia un foco de atención interno. Además de esto, se muestra que lo ideal —porque es mas sencillo de utilizar y porque favorece un mayor rendimiento motor— es que se fomente el uso el foco externo tanto durante la preparación como durante la ejecución del movimiento. Sabemos que en algunas ocasiones, sobre todo en gestos muy complejos, es difícil modificar rendimiento sin dar instrucciones internas. Con esta investigación queda demostrado que las desventajas de usar instrucciones dirigidas hacia un foco de atención interno pueden solventarse, en cierta manera, si durante la ejecución del movimiento se cambian las instrucciones y se dirige la atención hacia aspectos externos a la realización del movimiento —aunque como se ha comentado, lo ideal es utilizar siempre un foco de atención externo—.

 [/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286, 2160″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment