LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
20/10/2020 0 Comments

La máxima producción de fuerza requiere de condiciones óptimas

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»La máxima producción de fuerza requiere de condiciones óptimas» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

En el año 2016, Wulf y Lewthwaite publicaron una revisión en la que proponían la OPTIMAL theory para el aprendizaje y rendimiento motor. Esta teoría, por sus siglas en inglés, conlleva una optimización del rendimiento mediante la motivación intrínseca y la atención para el aprendizaje (Optimizing Performance through Intrinsic Motivation and Attention for Learning). Se compone de los siguientes factores:

  1. Autonomía. Capacidad de tomar decisiones y ejercer control sobre el propio entorno. Quizá uno de los ingredientes olvidados en los programa de entrenamiento. Sin embargo, ya existe varios estudios científicos que nos muestran que el mero hecho de otorgar cierta capacidad de elección a una persona favorece aumentar su confianza y su autoeficacia, condición clave para mejorar el rendimiento y el aprendizaje motor (ver aquí, aquí, aquí y aquí)
  1. Aumento de las expectativas. Se conoce que mediante por ejemplo la administración de feedback comparativo social positivo (ej. has lanzado mejor que la media de los niños de tu edad) podemos mejorar la satisfacción y motivación (competencia, importancia de hacerlo bien y voluntad para realizar tarea) y facilitar un mayor aprendizaje en tareas como el tiro libre de baloncesto (ver aquí y aquí). O que las personas que tienen control sobre el momento en el que reciben un feedback de resultado obtienen un mejor rendimiento que las que se les impone este (ver aquí).
  2. Foco externo. Instrucciones para dirigir la atención los resultados de las acciones que se realizan y evitar focos internos de atención que, como se ha mostrado en diversos estudios, no parecen ser la mejor opción para optimizar el aprendizaje ni el rendimiento motor (ver aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí y aquí) Aunque, como con todo, hay excepciones (ver aquí, aquí y aquí). 

Ahora, como ya se mostró durante una tarea de precisión (ver aquí), un nuevo estudio nos muestra que si queremos maximizar la capacidad de aplicar fuerza, por ejemplo durante la realización de un test, es importante que los entrenadores cuidemos nuestras palabras y tratemos que esto factores de la teoría OPTIMAL aparezcan.

En esta investigación se les pidió a un grupo de 48 universitarios y universitarias que realizaran un par de esfuerzos máximos por mano en un dinamómetro. Sin recibir ninguna otra instrucción más que realiza la máxima fuerza posible, comenzaban con la mano dominante, después la no dominante, volvían a la dominante y terminaban con no dominante.

Una vez se conocieron los valores basales de fuerza de todos ellos, fueron divididos en 2 grupos para realizar otros 3 bloques adicionales de 4 repeticiones. El primero, grupo control, no recibió ninguna instrucción ni comentario diferente al recibido en la primera serie de esfuerzos. El segundo, grupo optimizado, realizó estas series bajo las siguientes condiciones:

Aumento de las expectativas. Se les daba un feedback comparativo social falso con el que se les indicaba que las fuerzas que produjeron en las últimas 4 repeticiones eran mayor que la media en personas de su edad y género. 

Autonomía. En esta ocasión los participantes de este grupo fueron libres de elegir el orden de las manos con las que ejercían la fuerza, con la única premisa de que ambas manos debían utilizarse 2 veces. A cada uno de los participantes del grupo control se les asignó un compañero/a del otro grupo y mismo sexo, y llevaron a cabo las series en el mismo orden que este/a. 

Foco externo. Se les pidió a las personas del grupo optimizado que de concentraran en el dinamómetro. No se dio otro tipo de instrucción.  

En la primera serie de esfuerzos, en la que no se diferenciaba la información que recibía cada grupo, la fuerza aplicada fue idéntica. Sin embargo, esta difirió en los siguientes bloques de repeticiones. Cuando se introdujo autonomía, foco externo o un feedback para aumentar las expectativas, los valores de fuerza aumentaron con respecto al bloque inicial. Por el contrario, este aumento no se observó en el grupo control. Se observó que a partir del bloque 2, el grupo optimizado mostró más fuerza en relación al grupo control. 

Para corroborar resultados los investigadores llevaron a cabo un segundo experimento. En este, en lugar de aportar cada una de las variables de la OPTIMAL theory de manera secuencial como en el experimento anterior, estas se dieron de manera conjunta. A su vez, también se modificó el test realizado para evaluar la fuerza. 

En este caso, 32 universitarios y universitarias con experiencia en entrenamiento de fuerza realizaron un test de 1RM en sentadilla, todos bajo las mismas condiciones. Una semana después, los participantes volvieron a completar esta prueba pero fueron divididos en 2 grupos. Uno, grupo control, con mismo protocolo que en la primera ocasión. Otro, grupo optimizado, al que se le aumentó las expectativas durante las series de aproximación a la carga y tras cada uno de los intentos (ej. “buen trabajo”, “lo hiciste bien”, “estás en buena forma”), se les dio una instrucción que dirigía la atención hacia un foco externo (concentrarse en el movimiento de la barra) y autonomía (podían elegir, entre un 0 y 10%, la cantidad de carga a subir o bajar tras cada intento de esfuerzo máximo). Al igual que en el experimento anterior, a cada uno de los participantes del grupo control se les asignó un compañero/a del otro grupo y mismo sexo, y llevaron a cabo los mismos ajustes de carga. 

El rendimiento de los grupos no fue significativamente en el test realizado la primera semana. En el segundo test, ambos grupos aumentaron su fuerza media; no obstante, este aumento fue de 0.283 kg en el grupo control y de 4 kg en el optimizado. En porcentaje, estos cambios representaron un 0.57% y un 4.12% para el grupo control y optimizado, respectivamente. Solo el grupo optimizado mejoró de manera significativa su rendimiento en sentadilla. 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286, 2160″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment