LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021

MOVEMENT TRAINERS BLOG

LA ESCÁPULA QUE SE QUEJA CON RUIDITOS

¿Sabes como se queja la escápula? Con chirridos o crujidos nos hace saber que no está del todo conforme.  Hablamos del síndrome del chasquido escapular, al que se le ha dado múltiples nombres como impingement escapulotorácico, “snapping scapula” (su término en inglés)  e incluso bursitis escapulotorácica; aunque la bursitis es una de las causas o consecuencias habituales de este chasquido, no está presente en todos los casos por lo que no se puede generalizar su nombre.

No se trata de una lesión concreta, puesto que puede no haber lesión, y al hablar de alteración de movimiento no podemos especificar el movimiento concreto alterado porque puede ser diferente en cada caso, hablamos de una característica de esa escápula,  es un poco ruidosa.

El sonido es provocado en muchos casos por la presencia de un tejido anómalo entre la pared torácica y la escápula. Si bien la mayoría de los pacientes estiman que estos sonidos son una irregularidad peculiar que no causa síntomas, algunos refieren una clara correlación entre los sonidos y el dolor17,18. Se puede deber a una sola lesión traumática o a una serie de movimientos repetitivos de la articulación escapulotorácica21,22

Hay muchos factores que pueden llevar a una “escápula que cruje”, pero la movilidad anormal de la escápula sobre la superficie del tórax es la base del desarrollo del síndrome12,15; esa pérdida de control dinámico del movimiento escapular6,16 puede ser consecuencia de debilidad de la musculatura escapulotorácica, sobreuso muscular, desequilibrio muscular tras lesión nerviosa o condiciones patológicas de la articulación glenohumeral24.

La articulación escapulotorácica está almohadillada por los músculos serrato anterior y subescapular y por las bursas sinoviales1. Sin embargo el ángulo superomedial, el ángulo inferomedial y todo el borde medial están relativamente menos protegidos por los músculos y bursas. Además, estos relieves anatómicos pueden presentar anomalías anatómicas que favorecen este mecanismo impingement.  

de Carvalho SC, Castro ADAE, Rodrigues JC, Cerqueira WS, Santos DDCB, Rosemberg LA. Snapping scapula syndrome: pictorial essay. Radiol Bras. 2019 Jul-Aug;52(4):262-267

La zona de contacto más habitual es el área superomedial anterior escapular entre la inserción del serrato y la del subescapular3. El 43% de los casos de este síndorme se debe a una anormalidad ósea7. En un estudio cadavérico, se observó incurvación >35° en el 8,6%9.  El ángulo superomedial puede ser de 124 a 162º,  siendo la media 144º. Se ha comprobado que si el ángulo es inferior a 142º (incurvación de 38º) se incrementan las opciones de sufrir síndrome del chasquido escapular19, este ángulo se mide partiendo de puntos de referencia anatómicos: ángulo superior, espina y ángulo inferior.

de Carvalho SC, Castro ADAE, Rodrigues JC, Cerqueira WS, Santos DDCB, Rosemberg LA. Snapping scapula syndrome: pictorial essay. Radiol Bras. 2019 Jul-Aug;52(4):262-267

Alrededor del 6% de las escápulas presentan una prominencia en forma de gancho, conocida como tubérculo de Luschka, en su ángulo superomedial9. Este tubérculo puede agrandarse y articularse con la jaula torácica con mayor facilidad en los casos de cifosis, lo que causa crepitación dolorosa9.  Se puede hablar de un espolón en el ángulo superomedial de la escápula debido a trauma o avulsión de la inserción del angular del omóplato24. Sin embargo, no se ha demostrado una relación causal clara entre esta morfología y este síndrome. 

El segundo lugar más habitual para los síntomas es el borde inferior escapular, habiéndose descrito en estos casos una mayor proyección del borde inferior14

El origen también puede estar en un osteocondroma2,6,10,11,26 (16% de los casos)  que es un tumor benigno del cartílago. La escápula es la segunda localización en orden de frecuencia del condrosarcoma, que debe ser considerado en el diagnóstico diferencial de las lesiones del espacio escapulotorácico23.

También se puede encontrar un elastofibroma dorsal, que es un tumor benigno con una prevalencia del 24% en personas mayores siendo más común en las mujeres. Se piensa que aparecen en respuesta a microtraumatismos repetitivos por fricción entre la escápula y la parrilla costal. Suelen localizarse en el ángulo inferior de la escápula entre el serrato anterior y el dorsal ancho, y puede manifestarse con un incremento en el volumen subescapular, dolor, crujidos e incluso bloqueos4.

Otros factores que pueden llevar a una “escápula que cruje” son secuelas de  fracturas de la escápula o las costillas que pueden causar deformidades óseas que afectan al movimiento articular5. 

La escápula que cruje siempre debe ser evaluada por un médico especialista para descartar patologías más graves. Para disminuir el chasquido en el caso de que sea doloroso debemos optimizar el movimiento escapular, ofreciendo mayor variedad de tareas a esta articulación para que pueda por autoorganización encontrar opciones de movimiento más eficientes. Objetivos habituales son mejorar una postura global hipercifótica y “almohadillar” el área subescapular mejorando el volumen muscular del serrato anterior y el subescapular. En los casos que el crujido venga del borde superior escapular, una opción de trabajo interesante es reforzar la inclinación posterior escapular.

Recuerda que si la escápula habla con chasquidos y dolor lo primero que debemos hacer es escucharla y garantizar que no hay contraindicaciones importantes, y a partir de ahí ponernos manos a la obra. Es muy triste pensar que una escápula intenta comunicarse y no hay quien la escuche.

 

BIBLIOGRAFÍA:

 

  1. Aggarwal A, Wahee P, Harjeet, et al. Variable osseous anatomy of costal surface of scapula and its implications in relation to snapping scapula syndrome. Surg Radiol Anat. 2011;33:135–40.
  2. Blacksin MF, Benevenia J. Neoplasms of the scapula. AJR Am J Roentgenol. 2000 Jun;174(6):1729-35
  3. Boyle MJ, Misur P, Youn SM, Ball CM. The superomedial bare area of the costal scapula surface: a possible cause of snapping scapula syndrome. Surg Radiol Anat. 2013 Mar;35(2):95-8.
  4. Britto AVO, Rosenfeld A, Yanaguizawa M, et al. Avaliação por imagem dos elastofibromas da cintura escapular. Rev Bras Reumatol. 2009;49:321–7.
  5. Burn MB, McCulloch PC, Lintner DM, Liberman SR, Harris JD. Prevalence of Scapular Dyskinesis in Overhead and Nonoverhead Athletes: A Systematic Review. Orthop J Sports Med. 2016;4(2):2325967115627608. Published 2016 Feb 17. doi:10.1177/2325967115627608
  6. Carlson HL, Haig AJ, Stewart DC. Snapping scapula syndrome: three case reports and an analysis of the literature. Arch Phys Med Rehabil. 1997 May;78(5):506-11.
  7. Conduah AH, Baker CL 3rd, Baker CL Jr. Clinical management of scapulothoracic bursitis and the snapping scapula. Sports Health. 2010 Mar;2(2):147-55.
  8. de Carvalho SC, Castro ADAE, Rodrigues JC, Cerqueira WS, Santos DDCB, Rosemberg LA. Snapping scapula syndrome: pictorial essay. Radiol Bras. 2019 Jul-Aug;52(4):262-267
  9. Edelson JG. Variations in the anatomy of the scapula with reference to the snapping scapula. Clin Orthop Relat Res. 1996;322:111-5.
  10. Fukunaga S, Futani H, Yoshiya S. Endoscopically assisted resection of a scapular osteochondroma causing snapping scapula syndrome. World J Surg Oncol. 2007;5:37. 
  11. Galate JF, Blue JM, Gaines RW. Osteochondroma of the scapula. Mo Med. 1995 Feb;92(2):95-7.
  12. Gaskill T, Millett PJ. Snapping scapula syndrome: diagnosis and management. J Am Acad Orthop Surg. 2013 Apr;21(4):214-24.
  13. Kuhn JE, Plancher KD, Hawkins RJ. Symptomatic scapulothoracic crepitus and bursitis. J Am Acad Orthop Surg. 1998 Sep-Oct;6(5):267-73.
  14. Kuhne M, Boniquit N, Ghodadra N, Romeo AA, Provencher MT. The snapping scapula: diagnosis and treatment. Arthroscopy. 2009 Nov;25(11):1298-311.
  15. Lazar MA, Kwon YW, Rokito AS. Snapping scapula syndrome. J Bone Joint Surg Am. 2009 Sep;91(9):2251-62.
  16. Lehtinen JT, Macy JC, Cassinelli E, Warner JJ. The painful scapulothoracic articulation: surgical management. Clin Orthop Relat Res. 2004;423:99-105
  17. Milch H, Burman MS. Snapping scapula and humerus varus. Report of six cases. Arch Surg. 1933;26:570-88.
  18. Milch H. Partial scapulectomy for snapping of the scapula. J Bone Joint Surg Am. 1950;32:561.
  19. Mozes G, Bickels J, Ovadia D, et al. The use of three-dimensional computed tomography in evaluating snapping scapula syndrome. Orthopedics. 1999;22:1029–33.
  20. Parsons TA. The snapping scapula and subscapular exostoses. J Bone Joint Surg Br. 1973;55:345-9. 
  1. Pavlik A, Ang K, Coghlan J, Bell S. Arthroscopic treatment of painful snapping of the scapula by using a new superior portal. Arthroscopy. 2003;19:608-12
  2. Pearse EO, Bruguera J, Massoud SN, Sforza G, Copeland SA, Levy O. Arthroscopic management of the painful snapping scapula. Arthroscopy. 2006;22:755-61.
  3. Rockwood CA Jr, Matsen FA III, Wirth MA, Lippitt SB. The shoulder. 3rd ed. Philadelphia: Saunders; 2004 
  4. Strizak AM, Cowen MH. The snapping scapula syndrome. A case report. J Bone Joint Surg Am. 1982 Jul;64(6):941-2.
  5. Takahara K, Uchiyama S, Nakagawa H, Kamimura M, Ohashi M, Miyasaka T. Snapping scapula syndrome due to malunion of rib fractures: a case report. J Shoulder Elbow Surg. 2004;13:95-8.  
  6. Van Riet RP, Van Glabbeek F. Arthroscopic resection of a symptomatic snapping subscapular osteochondroma. Acta Orthop Belg. 2007;73:252-4.

 

Leave A Comment

×

 

¡Hola!

Haz click abajo para hablar con nosotros

× ¿Alguna duda?