LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
06/03/2018 0 Comments

Inmersión en agua fría para la mejora de rendimiento en escaladores

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»Inmersión en agua fría para la mejora de rendimiento en escaladores» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

La escalada ha sido un deporte un poco olvidado en el mundo de la investigación científica, sin embargo, su inclusión como deporte olímpico para los Juegos de 2020 parece que ha provocado un aumento del interés sobre su estudio.

De esta manera, nuestro #fidiasrecomienda de hoy va dirigido a un reciente artículo en el que se estudiaron los efectos de diferentes métodos de recuperación sobre el rendimiento específico de diferentes escaladoras/es. En concreto, el objetivo era determinar qué tipo de estrategia era mas adecuada para mantener el rendimiento en contracciones isométricas submáximas de los flexores de los dedos (posición de agarre); recuperación pasiva, inmersión en agua fría a 15ºC o inmersión en agua fría a 8ºC.

En el estudio participaron 32 escaladoras/es de nivel medio-avanzado (11-23 en escala IRCRA), que completaron una sesión de familiarización con el test de contracción voluntaria máxima (MVC) de los flexores de los dedos y posteriormente 3 sesiones con 3-6 días entre cada una.

En cada sesión realizaron un calentamiento (5 minutos de marcha en escalera, 5 min de escalada horizontal en rocódromo y 5 min de agarres (“colgados”)) seguido de 3 series intermitentes de trabajo de los flexores de los dedos, para las cuales permanecían de pie con una flexión de hombro de 180º y codo con extensión completa. En estas series, debían aplicar fuerza, sobre un peldaño de 23 mm de profundidad, a 60% MVC (al igual que el test MVC, obtenido con dinamómetro especial para escalada) con ratio 8s:2s de trabajo y descanso. Los participantes recibían feedback visual y acústico para mantener la fuerza requerida, si la aplicación de fuerza era un 10% menor que la indicada durante mas de 1s, la serie acababa y comenzaba el periodo de recuperación.

El tipo de recuperación utilizada por cada participante variaba en cada una de las 3 sesiones que realizaron. Las intervenciones fueron: 1)recuperación pasiva (PAS), 2)inmersión en agua fría a 8ºC (CW8) y 3)inmersión en agua fría a 15ºC (CW15). Las inmersiones en agua fría consistieron en 3 ciclos de 6 minutos (4 min inmersión hasta el codo y 2 min fuera del agua). El orden de cada método de recuperación fue aleatorio.

Para comprobar los efectos de cada uno de los métodos de recuperación sobre el rendimiento, se calculó el tiempo de fuerza integral (“Force time integral”= FTI) multiplicando el tiempo total de contracción por la fuerza de contracción.

Resultados:

No se observaron diferencias en el rendimiento durante la primera serie (prerecuperación) lo que indicó que en todas las condiciones, los participantes empezaron en las mismas condiciones. Cuando utilizaron la recuperación pasiva, el FTI se redujo en un 10 y 22% en las series 2 y 3 respectivamente. Estos valores de FTI fueron menores que los que se observaron en las sesiones en las que se utilizaron las inmersiones en agua fría como método de recuperación (p<0.05).

En comparación con la primera serie, los valores de FTI aumentaron en la segunda serie (+32% y +38%) en ambas inmersiones en agua fría (CW8 y CW15 respectivamente). Sin embargo, durante la tercera serie, los valores de FTI fueron significativamente mayores en CW15 que en CW8 (+27% y -4 en comparación con la primera serie).

Conclusiones:

Estos resultados muestran que la inmersión en agua fría parece ser un método de recuperación adecuado para la mejora en el rendimiento de contracciones isométricas submáximas y por tanto, podría ser una estrategia interesante para escaladores que deseen mejorar el rendimiento de su agarre. Es necesario tener en cuenta que, tal y como se muestran en el estudio, las respuestas son bastante individuales (puede influir género, porcentaje de grasa, volumen muscular en antebrazo, nivel entrenamiento…) y que, como ya han mostrado artículos anteriores, inmersiones en temperaturas moderadas son mas adecuadas (15ºC vs 8ºC).

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286, 1614, 1288″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment