LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021

FIDIAS LAB

Infraespinoso frena o muere!

Atrofia del infraespinoso ¿Sabías que el 33% de los jugadores de élite de voleibol y el 30% de jugadores de élite de voleyplaya tienen atrofia del infraespinoso?15

Resulta que en los remates, puede producirse una lesión del nervio supraescapular por elongación. Se trata de un círculo vicioso, ya que la debilidad de infraespinoso limita la capacidad de frenar el movimiento del remate, y esto daña al nervio, provocando debilitamiento e incluso atrofia, denominándose síndrome del infraespinoso, y produciendo como compensación hipertrofia del redondo menor17.

infraespinoso

 

Infraespinoso

Atrofia del infraespinoso

La atrofia del infraespinoso es una condición médica que afecta al músculo infraespinoso, que se encuentra en la región posterior del hombro. Esta atrofia se caracteriza por la pérdida de masa muscular y debilidad en dicho músculo, lo cual puede provocar limitaciones en los movimientos del hombro y dolor en la zona afectada. Las causas de esta atrofia pueden ser diversas, como lesiones traumáticas, compresión nerviosa, enfermedades neuromusculares o procesos degenerativos.

Es bien conocida la participación fundamental del infraespinoso en la desaceleración del brazo en los lanzamientos, ya que se somete al manguito rotador a un estrés excéntrico que puede ser muy lesivo10.

Una sobrecarga de lanzamientos por volumen o intensidad más debilidad en rotación externa puede conducir a: una tendinopatía o desgarros tendinosos del supraespinoso o infraespinoso1, un acortamiento de esta musculatura (DRIG), padecer el síndrome del infraespinoso, sufrir a largo plazo exostosis posterior glenoidea (lesión de Benett, que es una osificación extracapsular que envuelve la cápsula posterior y que suele aparecer por microtraumatismos acumulados)2,21

En deportistas “overhead” se observa con mucha frecuencia desequilibrios en la musculatura del manguito rotador, siendo la musculatura rotadora externa la débil, lo cual se ha podido comprobar en contracciones isocinéticas11, isométricas6 y excéntricas25. Actualmente se ha focalizado mucho el trabajo de esta musculatura en su fase excéntrica16. Además va a ser prioritario tener un adecuado ROM en rot int, ya que en los lanzamientos disminuiremos el estrés sobre esta musculatura al aumentar el tiempo de desaceleración.

En un deporte como el tenis, se ha observado que jugadores de élite con desequilibrios en la musculatura rotadora del hombro no tiene que tener necesariamente lesiones de hombro6; pero está demostrado que déficits de fuerza en la musculatura rotadora externa es un factor de riesgo19.

El síndrome del infraespinoso

es el resultado de una mononeuropatía periférica del nervio supraescapular, que puede resultar en atrofia del supraespinoso y el infraespinoso si el atrapamiento se produce a nivel de la escotadura supraescapular, o por hipertrofia del ligamento escapular transverso superior; y solo del infraespinoso cuando el atrapamiento se produce a nivel de la escotadura espinoglenoidea, o por la tensión del ligamento espinoglenoideo que se produce con aducción y rotación interna8. En muchos casos se ha descrito síndrome del infraespinoso sin dolor. En muchos casos la debilidad o atrofia del infraespinoso Se compensa con hipertrofia del redondo menor y del deltoides posterior, por lo que a veces no se observan déficits de rendimiento3,7.

infraespinoso sindrome

 

Diversos autores han observado una alta prevalencia de este síndrome en jugadores de voleibol y Voleyplaya9,12,13,14,15,18,22,27.
Factores de riesgo del síndrome del infraespinoso: disquinesia escapular, drig, alteraciones posturales24…. También el grado de elongación del nervio supraescapular depende de la movilidad escapular, y posiciones más extremas del brazo conducen a una mayor vulnerabilidad20.
El saque flotante de voleibol solicita excéntricamente el infraespinoso debido a una mecánica especial en la que se frena el brazo de forma repentina con el contacto del balón, pudiendo ser la causa de esta patología12,13,14,  aunque sólo es una hipótesis.

Otro opción es que en la posición de ABER se produzca una compresión del nervio supraescapular a la altura de la escotadura espinoglenoidea26, pero no puede ser el origen principal, ya que se ha observado que en tenis y beisbol se alcanzan posiciones de mayor rotación externa en abducción que en voleibol, teniendo una menor prevalencia de este síndrome23.

En el estudio de Reeser23 comparan cinemáticamente acciones de voleibol, tenis y béisbol, llegando a la conclusión de que los jugadores de voleibol tienen mayores demandas de abducción y de aducción horizontal, por lo que han especulado que puede ser el origen de la alta prevalencia de este problema en jugadores de voleibol.

El síndrome del infraespinoso o atrofia aislada del infraespinoso provoca alteraciones en la activación muscular, con una mayor participación del deltoides y trapecios y una menor participación que el serrato anterior, lo que se ha hipotetizado que puede ser el origen de alteraciones de movimiento en el ritmo escapulohumeral y puede ser un factor desencadenante de lesiones de hombros5; también provoca alteraciones en el control sensoriomotor con déficits propioceptivos y de fuerza que pueden predisponer a la lesión aguda o por sobreuso4.

Después de este repasillo de lo que dice la ciencia de este problemilla, no hay duda al consejo que debemos darle entre frena o muere….. ¡FRENA, FRENA, FRENAAAAAAA!

infraespinoso movimiento

Preguntas frecuentes sobre infraespinoso

¿Cuál es la función del infraespinoso?

La función principal del infraespinoso es la rotación externa del brazo. Además, contribuye a la estabilización del hombro y participa en la abducción del brazo.

El infraespinoso es uno de los cuatro músculos del manguito de los rotadores que se encuentra en la región posterior del hombro. Su función principal es la rotación externa del brazo.

El infraespinoso trabaja en conjunto con los otros músculos del manguito de los rotadores para estabilizar la articulación del hombro y permitir diversos movimientos del brazo. Especificamente, la función principal del infraespinoso es realizar la rotación externa del hombro, es decir, girar el brazo hacia afuera desde una posición neutral.

Además de la rotación externa, el infraespinoso también participa en otros movimientos del hombro, como la aducción (acercar el brazo al cuerpo) y la extensión (llevar el brazo hacia atrás). Estos movimientos son importantes para el funcionamiento y la movilidad adecuada del brazo en actividades cotidianas y deportivas.

El infraespinoso trabaja en conjunto con otros músculos del hombro para proporcionar estabilidad y fuerza a la articulación. Un equilibrio adecuado entre los músculos del manguito de los rotadores es esencial para mantener la función y prevenir lesiones en el hombro.

¿Qué movimientos realiza el infraespinoso?

El infraespinoso realiza principalmente la rotación externa del brazo, lo cual implica mover el brazo hacia afuera del cuerpo. También colabora en la abducción del brazo y ayuda en la estabilización de la articulación del hombro.

El infraespinoso es un músculo importante ubicado en la región posterior del hombro. Contribuye a varios movimientos del brazo, incluyendo:

  1. Rotación externa del hombro: El infraespinoso es uno de los principales músculos responsables de la rotación externa del hombro. Cuando el músculo se contrae, tira del brazo hacia afuera desde una posición neutra, girando el antebrazo y la mano hacia el exterior.
  2. Estabilización del hombro: El infraespinoso, junto con otros músculos del manguito de los rotadores, desempeña un papel crucial en la estabilización de la articulación del hombro. Ayuda a mantener el húmero en su lugar y a prevenir la subluxación o dislocación del hombro.
  3. Contribución a la aducción del brazo: El infraespinoso también participa en la aducción del brazo, que implica acercar el brazo al cuerpo. Ayuda a controlar y estabilizar el movimiento de aducción del hombro.
  4. Participación en la extensión del brazo: En menor medida, el infraespinoso también contribuye a la extensión del brazo, permitiendo llevar el brazo hacia atrás desde una posición flexionada.

Estos movimientos son esenciales para la movilidad y el funcionamiento adecuado del brazo en diversas actividades diarias y deportivas. El infraespinoso trabaja en conjunto con otros músculos del hombro para lograr una función óptima y prevenir lesiones.

¿Cómo tratar una lesión en el infraespinoso?

El tratamiento de una lesión en el infraespinoso debe ser evaluado por un médico o especialista en lesiones musculares. El plan de tratamiento puede incluir medidas como:

  1. Reposo: Descansar el brazo y evitar actividades que agraven la lesión.
  2. Terapia física: Realizar ejercicios específicos para fortalecer el músculo y mejorar su función.
  3. Terapia de calor o frío: Aplicar compresas calientes o frías en la zona afectada para aliviar el dolor y reducir la inflamación.
  4. Medicación: El médico puede prescribir medicamentos para aliviar el dolor y reducir la inflamación.
  5. Terapia manual: Un terapeuta especializado puede utilizar técnicas de masaje y manipulación para mejorar la circulación sanguínea y la recuperación del músculo.
  6. En casos graves, puede ser necesaria la cirugía para reparar la lesión.

Es importante seguir las recomendaciones del médico y realizar la rehabilita

BIBLIOGRAFÍA 

1. Andrews JR, Angelo RL. Shoulder arthroscopy for the throwing athlete. Tech Orthop. 1988;3:75.
2. Andrews JR, Fairbanks JH, Wilk KE, Fleisig GS, Schwartz ML. Labral tears in throwing sports. In: E. GW, Speer KP, Kirkendall DT, eds. Principles and Practice of Orthopaedic Sports Medicine. Philadelphia, PA: Lippincott, Williams & Wilkins; 2000:457-477.
3. Antoniadis G, Richter HP, Rath S, et al. Suprascapular nerve entrapment: experience with 28 cases. J Neurosurg 1996;85:1020–5.
4. Contemori S, Biscarini A, Botti FM, Busti D, Panichi R, Pettorossi VE Sensorimotor Control of the Shoulder in Professional Volleyball Players With Isolated Infraspinatus Muscle Atrophy. J Sport Rehabil. 2018 Jul 1;27(4):371-379. doi: 10.1123/jsr.2016-0183. Epub 2018 Jun 22.
5. Contemori S, Biscarini A. Isolated Infraspinatus Atrophy Secondary to Suprascapular Nerve Neuropathy Results in Altered Shoulder Muscles Activity. J Sport Rehabil. 2019 Mar 1;28(3):219-228.
6. Cools AM, Palmans T, Johansson FR. Age-related, sportspecific adaptions of the shoulder girdle in elite adolescent tennis players. J Athl Train. 2014;49(5):647-53.
7. Cummins CA, Messer TM, Nuber GW. Suprascapular nerve entrapment. J Bone Joint Surg Am 2000;82:415–24.
8. Demirhan M, Imhoff AB, Debski RE, et al. The spinoglenoid ligament and its relationship to the suprascapular nerve. J Shoulder Elbow Surg 1998;7:238–43.
9. Dramis A, Pimpalnerkar A. Suprascapular neuropathy in volleyball players. Acta Orthop Belg 2005;71:269–72.
10. Dugas JR, Andrews JR. Throwing injuries in the adult. In: DeLee JC, Drez D, Miller MD, eds. DeLee and Drez’s Orhopaedic Sports Medicine. Philadelphia, PA: Elsevier Science; 2003:12361249.
11. Ellenbecker T, Roetert EP. Age specific isokinetic glenohumeral internal and external rotation strength in elite junior tennis players. J Sci Med Sport. 2003;6(1):63-70
12. Ferretti A, Cerullo G, Russo G. Suprascapular neuropathy in volleyball players. J Bone Joint Surg Am 1987;69:260–3.
13. Ferretti A, De Carli A, Fontana M. Injury of the suprascapular nerve at the spinoglenoid notch. The natural history of infraspinatus atrophy in volleyball players. Am J Sports Med 1998;26:759–63.
14. Ferretti A, DeCarli A, Fontana M. Entrapment of suprascapular nerve at spinoglenoid notch. In: Vastamaki M, Jalovaara P, eds. Surgery of the Shoulder Amsterdam, Belgium: Elsevier Science;1995.
15. Holzgraefe M, Kukowski, B and Eggert S, Prevalence of latent and manifest suprascapular neuropathy in high-performancevolleyball players. Br J of Sports Med, 1994. 28, (3):177–179.
16. Johansson FR, Skillgate E, Lapauw ML, Clijmans D, Deneulin VP, Palmans T, et al. Measuring eccentric strength of the shoulder external rotators using a handheld dynamometer: reliability and validity. J Athl Train. 2015
17. Kikukawa K, Ide J, Kikuchi K, Morita M, Mizuta H, Ogata H. Hypertrophic changes of the teres minor muscle in rotator cuff tears: quantitative evaluation by magnetic resonance imaging. J Shoulder Elbow Surg. 2014 Dec;23(12):1800-5.
18. Lajtai G, Pfi rrmann CW, Aitzetmüller G, et al. The shoulders of professional beach volleyball players: high prevalence of infraspinatus muscle atrophy. Am J Sports Med 2009;37:1375–83.
19. Maenhout A, Van Eessel V, Van Dyck L, Vanraes A, Cools A. Quantifying acromiohumeral distance in overhead athletes with glenohumeral internal rotation loss and the influence of a stretching program. Am J Sports Med. 2012;40(9):2105-12.
20. Martin SD, Simmons C, Koris M. Suprascapular nerve strain: a biomechanical study. Book of abstracts and outlines: AOSSM 23rd Annual Meeting; Sun Valley, Idaho, USA. 1997:776–8.
21. Meister K, Andrews JR, Batts J, Wilk K, Baumgarten T. Symptomatic thrower’s exostosis. Arthroscopic evaluation and treatment. Am J Sports Med. 1999;27:133-136.
22. Montagna P, Colonna S. Suprascapular neuropathy restricted to the infraspinatus muscle in volleyball players. Acta Neurol Scand 1993;87:248–50.
23. Reeser JC, Fleisig GS, Cools AM, Yount D, Magnes SA. Biomechanical insights into the aetiology of infraspinatus syndrome. Br J Sports Med. 2013 Mar;47(4):239-44.
24. Reeser JC, Joy EA, Porucznik CA, et al. Risk factors for volleyball-related shoulder pain and dysfunction. PM R 2010;2:27–36.
25. Saccol MF, Gracitelli GC, da Silva RT, Laurino CF, Fleury AM, Andrade MS, et al. Shoulder functional ratio in elite junior tennis players. Phys Ther Sport. 2010;11(1):8-11.
26. Sandow MJ, Ilic J. Suprascapular nerve rotator cuff compression syndrome in volleyball players. J Shoulder Elbow Surg 1998;7:516–21.
27. Witvrouw E, Cools A, Lysens R, et al. Suprascapular neuropathy in volleyball players. Br J Sports Med 2000;34:174–80.

Cursos destacados

Leave A Comment

×

 

¡Hola!

Haz click abajo para hablar con nosotros

× ¿Alguna duda?