LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
28/05/2018 0 Comments

Imaginería motora y observación para mejorar la fuerza excéntrica

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»Imaginería motora y observación para mejorar la fuerza excéntrica » font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

¡Ay esos isquios!…¡Cuántas lesiones!…¡Cuántos quebraderos de cabeza…!

¿Nordics?,¿si?, ¿no?

¿Qué ejercicios selecciono?

¿Y en la primer fase de recuperación? ¿Cómo reduzco la carga sobre el tejido lesionado?

¿Qué tal si imaginamos algún ejercicio? El mental imagery dicen que va bien…

¿Y si observamos el movimiento? Se ha demostrado que puede ser eficaz también…

¿Y qué pasaría si realizo de manera concurrente la imaginación y la observación de un ejercicio? Pongamos por ejemplo ese “Nordic” del que tanto se habla… ¿mejoraría la fuerza de los isquios mas que un grupo control?¿sería mejor que realizar solo la imaginación del ejercicio con ojos cerrados?

Esto bien podría ser la transcripción de los pensamientos de los autores del artículo que traemos en nuestro #fidiasrecomienda de hoy antes de realizar su estudio (Scott M y col. 2018). Veamos en qué consistió la investigación y cuáles fueron los resultados obtenidos…

«Motor imagery during action observation increases eccentric hamstring force: an acute non-physical intervention»

Los participantes en el estudio fueron 26 hombres y mujeres activos/as, con visión normal y sin ninguna patología en isquios, espalda baja o rodilla en los últimos 12 meses. Fueron divididos en 3 grupos:

Imaginería motora+ observación (“AO+ MI”. n=9): Debían imaginarse realizando un “Nordic” —tratando de imaginar el esfuerzo y la sensación del ejercicio— mientras visualizaban a otra persona realizándolo, tratando sincronizar ambas acciones.

Imaginería motora (“pure MI”. n=9): : Debían imaginarse realizando un “Nordic” —tratando de imaginar el esfuerzo y la sensación del ejercicio—con los ojos cerrados.

Imaginería motora control (“pure MI-control”. n=8): Debían imaginarse realizando un ejercicio realizado con miembro superior con ojos cerrados. El ejercicio consistía en imaginarse el esfuerzo y sensación de escribir el alfabeto con la mano dominando en la pared que tenían delante.

La imaginería motora se realizó incorporando los principios PETTLEP. Estas iniciales representan diferentes aspectos presentes en la realización de movimientos (P: “Physical”, E: “Environment”, T: “Timing” , T: “Task”, L: “Learning”, E: “Emotion”, P: “Perspective”). Este método, recomendado para aumentar la eficacia de la imaginería motora, trata de simular lo mejor posible todos los aspectos que aparecen en la situación de ejecución real—especialmente la sensación/emoción asociada con el movimiento—pero sin realizar ningún tipo de movimiento. El “timing” de los movimientos imaginados estaba indicado con la imagen en el grupo “AO+MI” y con un metrónomo, que lo hacía coincidir con el ritmo anterior, en los otros dos grupos.

Durante un periodo de 3 semanas, realizaron 3 sesiones de 20 minutos de imaginería por semana. La separación entre sesiones, para evitar fatiga y aburrimiento, fue de al menos 48h.

Resultados:

Todos los grupos mejoraron, sin diferencias entre grupos, la habilidad para realizar ejercicios de imaginería motora en diferentes subescalas: cinestésica , visualización en primera persona y visualización en tercera persona.

Se observó que la fuerza excéntrica (contracción voluntaria excéntrica máxima (“MVEC”) medida en un dinamómetro isocinético a 60º/s), tanto en las mediciones “pre” como “post” (p < 0.05 and p < 0.01), fue mayor en la pierna derecha que en la izquierda en los tres grupos. Además, cuando se estudiaron los efectos de la intervención, se comprobó que los valores de MVEC aumentaron en la pierna derecha (p < 0.01) pero no en la pierna izquierda (p > 0.05). Todas las demás interacciones no fueron significativas. Cuando se investigaron los cambios en la fuerza de cada uno de los grupos de manera separada, solo el grupo “AO+MI” incrementó MVEC de manera significativa (p < 0.01). Los cambios rozaron la significancia estadística en el grupo “pure MI” (p=0.10) y no fueron significativos en el grupo “pure MI-control”. En la pierna izquierda estas comparaciones no fueron significativas en ningún grupo. Figura 1.

Figura 1

Cuando se investigaron las inferencias basadas en magnitudes de los datos de MVEC se comprobó que, en la pierna derecha, el tamaño del efecto del entrenamiento en “AO+MI” era moderado y que era una intervención “probablemente” beneficiosa (d=0.36). Las otras 2 intervenciones tuvieron un tamaño del efecto pequeño y solo fueron “posiblemente” beneficiosas (pure MI: d=0.23 y puré MI-control: d=0.13). En la pierna izquierda los cambios fueron insignificantes y triviales en el grupo “AO+MI” (d=0.00), insignificantes y poco claros en “pure MI” (d=0.05) y pequeños y “posiblemente” negativos en grupo “pure MI-control” (d=-0.29). Tabla 1

Tabla 1

En la pierna derecha, en comparación con el grupo “MI pure-control”, el tamaño del efecto de la intervención “AO+MI” fue moderado y “posiblemente” beneficioso (d=0.74), mientras que en el grupo “pure MI” solo fue pequeño y “posiblemente” beneficioso (d=0.50). En la pierna izquierda, en comparación con el grupo “MI pure-control”, el tamaño del efecto de la intervención “AO+MI” y “pure MI” fueron pequeños y “posiblemente” beneficiosos (ds= 0.44 y 0.50 respectivamente). Cuando se compararon los grupos “AO+MI” y “pure MI”, los efectos en la pierna derecha e izquierda fueron pequeños e insignificantes respectivamente, y poco claros (ds= 0.34 y -0.10). Tabla 2.

Tabla 2

Conclusiones:

Debido a que solo el grupo “AO+MI”—que realizó la imaginación del ejercicio a la vez que lo observaba— mejoró de manera significativa los valores de la contracción voluntaria excéntrica máxima y a que los análisis estadísticos demuestran que obtuvo mayores ganancias de fuerza que los otros grupos —que solo imaginaban el ejercicio o que imaginaban ejercicios con otra parte del cuerpo—, parece recomendable que si queremos utilizar el “mental imagery”, como método para aumentar el rendimiento a la vez que se reduce el estrés tisular, lo combinemos con la observación del ejercicio seleccionado.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1614, 1288″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment