LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
27/11/2017 0 Comments

Factores biólogicos que contribuyen a la reducción del rendimiento de la musculatura esquelética

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»Factores biólogicos que contribuyen a la reducción del rendimiento de la musculatura esquelética» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

En este post, continuaremos con la traducción de la revisión “Skeletal muscle performance and ageing”  para hablar de «Factores biólogicos que contribuyen a la reducción del rendimiento de la musculatura esquelética»

Hormonas

El envejecimiento resulta en una reducción significativa de diferentes hormonas anabólicas. En un diferentes estudios se ha observado que la testosterona en plasma se redujo en un 7% en 4 años y que la producción diaria de hormona del crecimiento (GH) desciende en torno a un 14% por década. Además, estrógenos y otras hormonas femeninas, se reducen tras la menopausia. Las concentraciones plasmáticas de factor de crecimiento insulínico tipo 1(IGF-1) también se han relacionado con la edad tanto en hombres como en mujeres.

El IGF-1 circulante juega un papel activo en el proceso de síntesis de proteína, mediante la activación de la vía reguladora de la síntesis de proteína Akt-mTOR, y en la regulación de la secrección de GH mediante un mecanismo de feedback negativo. Tanto la testosterona como la GH son poderosos agentes anabólicos que promueven la síntesis de proteína muscular y el consecuente aumento de masa muscular. Los estrógeno también juegan un papel fundamental en la estimulación de procesos de reparación y regeneración muscular, incluida la activación y proliferación de células satélites. Las vías por las que las hormonas regulan el metabolismo de proteína muscular es complejo y multifactorial y va más allá del alcance de esta revisión.

Inflamación

Datos epidemiológicos de 1411 personas de edades entre 25 y 91 han mostrado que los niveles de la citoquina inflamatoria interleucina-6(IL-6) se incrementan 2.4 veces en personas mayores en comparación con jóvenes y que el factor necrótico tumoral-⍺ (TNF-⍺) es el doble en personas mayores.

Después de 3 años de seguimiento, niveles elevados de IL-6 parecen estar asociados con 2 o 3 veces mayor riesgo de perder más de un 40% de fuerza muscular, con resultados similares para TNF-⍺. Estudios animales han demostrado que TNF-⍺ favorece la degradación de proteína muscular, y parece ocurrir a través de la activación de la vía ubiquitina-proteasoma y apoptosis, y puede que a través de la reducción de la tasa de síntesis de proteína. Además, TNF-⍺ afecta de manera negativa la capacidad de regeneración muscular mediante la desestabilización de MyoD y miogenina. Estos factores de transcripción específicos de músculo, están involucrados en la transición desde la proliferación a la diferenciación de las células satélites. Por tanto, en personas mayores, los niveles relativamente altos de citoquinas inflamatorias durante años, podría inhibir la diferenciación de células satélites y en consecuencia, el mantenimiento del musculo, resultando en una pérdida progresiva de masa y calidad muscular.

Resistencia a la insulina

Estudios transversales y observacionales, muestran que la edad avanzada está relacionada con una reducción en la habilidad para mantener niveles de glucosa similares durante el “clamp hiperinsulinémico-euglucémico” (p<0.01), indicando un descenso a la sensibilidad a la insulina con la edad (mediada por un incremento de masa grasa).

Estudios longitudinales han mostrado que individuos que tienen una mayor resistencia a la insulina presentan una pérdida acelerada de masa muscular en comparación con personas que no no tienen resistencia a la insulina, incrementando el riesgo de desarrollar sarcopenia. Como ejemplo, las personas mayores no diabéticas pierden de media 193± 22g de masa muscular por año y las personas mayores diabéticas 293 ± 72g. La pérdida de masa muscular puede explicarse por la estructura similar de la insulina a IGF-1 y además, presentan funciones muy similares y por tanto, potencialmente involucrada en la activación de la vía analógica mTOR. De manera similar, la insulina inhibe la vía catabólica ubiquitina-proteasoma, contribuyendo al mantenimiento de un balance positivo de proteína muscular. La resistencia a la insulina contribuye a la supresión de estos procesos, resultado en un balance proteico menor.

Otros factores biológicos

Muchos estudios han hecho énfasis en el importante rol de la genética en el rendimiento físico en edades avanzadas. En un estudio con gemelos (>75 años) se encontró que en torno al 33-50% de la variación en el rendimiento físico en mujeres mayores puede atribuirse a factores genéticos relacionados con la edad. Un ejemplo de la modulación genética relacionada con la edad es la reducción en la vitamina D, ya que bajos niveles de vitamina D se han asociado con menor masa muscular y una reducción del rendimiento físico. Otro ejemplo es los niveles 2 veces mayores de la proteína miostatina y ARNm de miostatina en personas mayores en comparación con jóvenes, asociados a una menor masa libre de grasa. La miostatina es una proteína que actúa como un regulador del crecimiento muscular y que se ha ligado al desarrollo de sarcopenia. La inhibición de sarcopenia ha sido propuesto como una terapia prometedora para la sarcopenia.

Además de la genética, otros factores biológicos como el genero y la resiliencia física (la habilidad para resistir infecciones o otros estresores) podrían afectar a la pérdida de masa muscular en personas mayores, favoreciendo el riesgo de un descenso en el rendimiento muscular.

Factores biólogicos que contribuyen a la reducción del rendimiento de la musculatura esquelética[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment