LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
19/12/2017 0 Comments

Estilo de vida y reducción del rendimiento de la musculatura esquelética en personas mayores

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»Estilo de vida y reducción del rendimiento de la musculatura esquelética en personas mayores» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

En este post, continuaremos con la traducción de la revisión “Skeletal muscle performance and ageing”  para hablar de “Factores del estilo de vida que contribuyen a la reducción del rendimiento de la musculatura esquelética en personas mayores 

Estatus nutricional 

El proceso de envejecimiento está asociado un descenso en el apetito y en la ingesta de comida, conocido como la anorexia del envejecimiento. Aproximadamente un 21% de las personas mayores presentan esta anorexia del envejecimiento y es más prevalen en personas frágiles e institucionalizadas.

La anorexia y la subsecuente pérdida de peso ha estado asociada con problemas de salud, como caídas, inmovilización y sarcopenia. De hecho, datos epidemiológicos recientes del estudio “ilSIRENTE” mostraron un 88% más de riesgo de sarcopenia en personas mayores que sufren anorexia con respecto a las que no lo sufren.

La anorexia está muy relacionada con la malnutrición, la cual es muy prevalen en personas mayores hospitalizadas. En geriátricos, el porcentaje registrado es del 35%. La malnutrición está asociada a un descenso de la ingesta de proteínas y de micronutrientes. Una ingesta adecuada de proteína es un factor clave para el mantenimiento de masa muscular esquelética en las personas mayores. La cantidad de proteína ingerida, la distribución, así como la fuente de proteína son todos factores importantes para maximizar la estimulación de la síntesis de proteína postpandrial y el aumento de masa muscular.

Tieland observó que la ingesta de proteína habitual en mayores está entre 0.8 y 1.1 g/kg-m/día, mostrando cantidades inferiores en personas hospitalizadas e institucionalizadas. Aunque la media de ingesta de proteína alcanza los valores de recomendación diaria, un 35% de personas mayores institucionalizadas y hospitalizadas han mostrado una ingesta inferior a 0.7 g/kg-m/día. Un reciente consenso ha concluido que la ingesta de proteína necesaria para reducir o contrarrestar la sarcopenia, es de entre 1.2 y 1.5 g/kg-m/día. Datos del estudio “ABC salud” muestran que personas mayores que ingieren  0.8 g/kg-m/día pierden un 40% más de masa muscular que aquellas que consumen 1.2 g/kg-m/día. Esto sugiere que no solo personas hospitalizadas/institucionalizadas, también personas en sus domicilios y personas frágiles, necesitan incrementar su ingesta de proteína diaria para prevenir la pérdida de masa muscular y el rendimiento muscular.

Además, algunos estudios sugieren que la suplementación con ácidos grasos omega 3 podría aumentar la síntesis de proteína y promover una ganancia de masa muscular en personas mayores. Aunque la suplementación con ácidos grasos omega 3 parece favorecer la síntesis de proteína muscular, no hay gran evidencia de que una ingesta insuficiente de ácidos grasos omega 3 se relacione con menos masa muscular o un descenso en el rendimiento de la musculatura esquelética.

Algunos minerales parecen jugar un papel en el mantenimiento óptimo de la función y el metabolismo muscular. Recientes estudios transversales en personas mayores que viven en comunidad, han mostrado que las personas con menos ingesta de calcio tienen 3 o 4 veces más riesgo de sufrir sarcopenia en comparación con aquellos que consumen más calcio, además, tienen una velocidad de marcha significativamente menor. Un estudio de caso, ha reportado un 6% menos de ingesta de magnesio en adultos sarcopenicos y la suplementación de magnesio, tras 12 semanas de estudio,  mostró una mejora significativa en el “levantamiento de la silla”, batería corta de rendimiento físico y en la velocidad de marcha en 4 m. Un estudio transversal con 315 personas mayores mostró que hombre con una velocidad de marcha baja, tienen una ingesta de hierro inferior (-2.5 mg/día) en comparación con hombres con las velocidades de marcha más altas.

Parece que además, algunas vitaminas están relacionadas con el rendimiento muscular en personas mayores, como el déficit en vitamina D, que se ha asociado con una peor masa muscular y un descenso de rendimiento físico. A nivel mecánico, se ha sugerido que la activación del receptor de vitamina D en el músculo esquelético juega un papel importante en el recambio proteico y se ha sugerido que la 1,25-dihidroxivitamina D, la forma activa de la 25-hidroxivitamina D, regula la concentración de calcio en el músculo mediante la la modulación de la actividad de la bomba de calcio en el retículo sarcoplásmico y en el sarcolema, lo que afecta a la producción de fuerza.

En conjunto, tanto macronutrientes como micronutrientes juegan un papel importante en la reducción del rendimiento muscular en personas mayores.

Ejercicio

El entrenamiento de fuerza es actualmente la intervención más efectiva para iniciar la hipertrofia muscular y para provocar mejorar en la fuerza muscular y rendimiento físico. Un meta-análisis de 49 estudios de intervención, mostró que después de una media de 20.5 semanas de entrenamiento de fuerza, las personas mayores ganaron 1.1 kg (CI: 0.9-1.2) de masa magra. Además, otro meta-análisis mostró que personas mayores ,tra una media de 18 semanas de entrenamiento de fuerza, mejoraron su fuerza en 1RM en prensa y extensión de pierna  en un 29 ± 2% y en un 33 ± 2% respectivamente.

Se ha sugerido que los músculos entrenados se vuelven más sensibles a los nutrientes, permitiendo que se sinteticen más aminoácidos. Por el contrario, en personas mayores sedentarias, la sensibilidad del tejido muscular a estímulos anabólicos, como la actividad física o la ingesta de proteína, se reduce. A modo de ilustración, la tasa de síntesis de proteína postpandrial se reduce significativamente en un 26% tras 14 días de reducción de actividad física ( un descenso  del 76% en los pasos diarios). De esta manera, se puede especular con que un estilo de vida más sedentaria es responsable de la resistencia anabólica a la actividad física y la ingesta de proteína en personas mayores frágiles.

A pesar de que el ejercicio es efectivo en el mantenimiento, y en muchos casos en la mejora, de masa muscular y fuerza, el ejercicio aeróbico es también importante en el mantenimiento de un rendimiento óptimo de la musculatura esquelética. La capacidad aeróbica se reduce de manera gradual con la edad, resultado en un descenso de la habilidad para realizar actividades físicas como andar o montar en bici. Así, un estudio longitudinal de 3 años, mostró un descenso significativo en la distancia recorrida en 6 minutos (-11%) en personas mayores sanas, indicando un descenso en la capacidad aeróbica.

Estilo vida mayores[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286, 2160″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment