LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
26/08/2015 3 Comments

¿Eres lo último que se publica o le pasas un filtro? Parte I

Crítica a los artículos publicados en Strength and Conditioning Journal sobre embarazo avalados por la NCSA

Ser entrenador personal no es una tarea fácil y aún más si eres un entrenador cualificado y exigente. Ya nos hablaba aquí Raúl de los diferentes tipos de entrenadores y razón no le falta.
Debido a esa complejidad, en FIDIAS apostamos por la especialización, ya que son muchos los perfiles de población a atender y con necesidades muy diferentes.

Además, de todos es sabido que un entrenador tiene que saber de MOVIMIENTO, fisiología, anatomía, biomecánica y otras tantas ciencias, pero a veces nos olvidamos que cada perfil de cliente tiene una casuística con necesidades muy específicas a atender y eso es lo que ocurre con el embarazo.
Por ello y porque me considero una entrenadora a la que me gusta ampararme en la ciencia para diseñar mis entrenamientos y estímulos me parece de vergüenza y me da miedo que una revista como Strength and Conditioning Journal dé el visto bueno a publicar estas pautas de entrenamiento como las que aparecen en la Tabla 1, Tabla 2 y Tabla 3. Aún más me sorprende en negativo, cuando una entidad como la NCSA es la que ampara dicha revista, ya que siempre la he considerado como una entidad de confianza y supongo que al igual que yo muchos de los que estáis leyendo este artículo.

Como entrenadora especialista en embarazo y tras el parto, soy la primera que pienso que estar embarazada no es estar enferma pero OJO … ¡No todo vale! Hay que entender QUÉ OCURRE en el cuerpo de una embarazada para saber los POR QUÉS y PARA QUÉS de nuestros ejercicios y planes de entrenamiento, al igual para poder adaptar el entrenamiento de una deportista amateur o de alto rendimiento.

Tras esta “introducción reflexiva” pasamos a citar los siguientes artículos, para su posterior análisis:

1. Piper, T. J., Jacobs, E., Haiduke, M., Waller, M., & McMillan, C. (2012). Core Training Exercise Selection During Pregnancy. Strength and Conditioning Journal, 34(1), 55–62.
2. Schoenfeld, B. (2011). Resistance Training During Pregnancy: Safe and Effective Program Design. Strength and Conditioning Journal, 33(5), 67–75.

Comenzaremos analizando el primero ya que el segundo lo veremos en otro artículo.

El objetivo que se marca la «revisión» que estamos analizando es reivindicar la importancia del trabajo de la musculatura del CORE en la embarazada y la ausencia de bibliografía concreta prescribiendo la misma. Por ello hace una revisión bibliográfica y establece sus propias recomendaciones (Tabla 1, 2 y 3)

Al igual que ellos, yo defiendo y coincido en que es totalmente necesario e imprescindible el entrenamiento del CORE durante el embarazo, pero no comparto en absoluto mucho de los ejercicios que proponen.

Picture1

Tabla 1. Extraído de Piper, 2012

Picture2

Tabla 2. Extraído de Piper, 2012

Picture3

Tabla 3. Piper, 2012

Antes de exponer las razones que me llevan a este desacuerdo, explicaré qué entiendo yo por CORE, ya que actualmente existen diferentes concepciones acerca de este término y me gustaría que quedase claro para entender bien el resto de la lectura. Centrándonos solo en la parte activa (musculatura) del CORE, diremos que se trata de una caja cuya parte superior es el diafragma, su parte central sea la musculatura anterior de la faja lumboabdominal ( rectos del abdomen, oblicuo externo, oblicuo interno y transverso del abdomen) y su lado posterior (multífidos, cuadrado lumbar, psoas), musculatura establizadora de la pelvis (region glútea) y suelo pélvico en la parte más inferior como cierre de esa caja imaginaria.

Imagen 1: Esquema de la estructura del CORE

 

Durante el embarazo, el aumento del volumen abdominal provoca que la musculatura de esta zona sufra grandes modificaciones con repercusiones en el post parto, por lo que debemos tener muy claro la función y estructura de este grupo muscular para no diseñar estímulos como los que nos propone el artículo.
En primer lugar debemos saber qué función tiene cada músculo de la pared abdominal anterior, entender muy bien que es la diástasis de los rectos del abdomen (aquí puedes leer sobre ella ) y el timing correcto de activación de esta musculatura. Una vez que eso está claro, llegaremos a las siguientes conclusiones en cuanto a los ejercicios que el primer artículo propone:

1. No se debe potenciar el trabajo analítico de los rectos del abdomen, cuya función es la flexión de tronco, ya que aumentarían más la diastasis de los mismos, produciría un aumento excesivo de presión intraabdominal (pudiendo conllevar a problemas de suelo pélvico) y aumentaría la presión intradiscal (ya aumentada por el aumento de la lordosis lumbar , durante el embarazo).

En el artículo son hasta 8 ejercicios los propuestos para el recto del abdomen.

2. Se potencia en exceso el Sistema Muscular Global de la estabilización lumbopélvica (fibras externas del  oblicuo interno, oblicuo externo, rectos abdominales , fibras laterales del cuadrado lumbar y parte de los músculos erectores espinales) , que según Walker 2013, consigue la estabilidad pero no de la estrategia más correcta ya que una excesiva compresión de las estructuras vertebrales pueden provocar una disfunción discal y el aumento de la presión intraabdominal puede agravar funciones de suelo pélvico.

12 ejercicios se centran en esta musculatura.

3. Los giros de tronco están contraindicados ya que se ejecutan en plano transversal y por lo tanto incidiríamos aun más en la separación de los rectos. Si se realizan giros deben realizarse desde la cadera y en consonancia con la rodilla y tobillo correspondiente.

En el articulo son hasta 4 los ejercicios con giro de tronco

4. No hay una transferencia real de los ejercicios propuestos con el momento del parto. Es fundamental enseñar la exhalación con una correcta activación abdominal donde el primero en activarse sea el transverso, tanto para el momento del parto como durante el embarazo y tras el parto. Jenny Burrell lo explica bastante claro en este artículo
Con ese principio al que me gusta llamarlo REGLA DE LA E: Exhala en el Esfuerzo, en el momento del parto conseguiremos que los pujos sean mucho más eficientes, (he tenido clientas que tan solo han realizado 2 y 3 pujos largos) necesitando menos para la expulsión del bebé y por lo tanto disminuyendo el tiempo de parto. Durante el embarazo, esa correcta activación evitará una mayor diástasis y actuará a modo preventivo frente al dolor lumbar. Tras el parto tendremos una faja bien programada que disminuirá la casuística post-parto.

5.- Poco énfasis en los ejercicios en los que predomina el transverso, junto con la actividad del diafragma torácico y de los músculos del suelo pélvico, cuando existe una amplia evidencia de que están implicados fundamentalmente en la estabilidad lumbopélvica y que si no hay una buena sincronía entre ellos la contracción del transverso implicará simplemente un desplazamiento abdominal, disminuyendo su función estabilizadora (Walker, 2013)

Sólo 4 ejercicios aparecen como en los que se trabaja en transverso pero en la mayoría incluyen giros. Hay mejores ejercicios para activar el transverso.

6.- El artículo que referencia como base para la creación de estos ejercicios,  es el que expongo como artículo número dos, amparado por la misma revista y la misma entidad. Además no llego a entender por qué pone en la tabla «Exercises that meet all ACOG and ACSM guidelines for training during pregnancy ya que no nombra a ninguna referencia específica sobre ella» , sino las conmunmente conocidas del ACOG del año 2002 (que da recomendaciones generales pero no específicas) y como ya he dicho anteriormente la del artículo 2.

censuradelaprensa_foto

Imagen 2. Fuente

Antes de daros mi conclusión final sobre este artículo, ilustro con imágenes aproximadas (es difícil encontrar imágnes exactas del ejercicio que describe) lo que propone para que os sea más gráfico y podáis juzgar vosotros mismos, ya que creo que muchos de ellos no lo haríais con vuestros clientes incluso sin estar embarazados…

1.- Kneeling Rope Ab Crunch:

ROPE AB crunch - copia

Imagen 3. Fuente

2.- Planchas

frontal plank

Imagen 4. Fuente

Lo recomienda hasta el segundo trimestre y mirad que volumen abdominal se tiene ya en ese trimestre. Hasta el primer trimestre no lo veo inadecuado, pero siempre y cuando haya un control absoluto de la misma. Personalmente no las utilizo durante el embarazo, y si lo hago con el apollo de rodillas ya que considerto que tenemos otras herramientas mejores para trabajar la faja lumboabdominal, evitando la presión abdominal.
3.- Seated ab crunch

0706_seated_ab_crunch - copia

Imagen 5. Fuente

4.- Standing crunch

5.- Can Can

can can - copia

Imagen 7. Fuente

6. Standing MB rotations

 

standing mb rotations - copia

Imagen 8. Fuente

7.- Seated MB rotations

Fuente: https://d3vs5ss8iow0ry.cloudfront.net/video-library/thumbnail/seated-medicine-ball-side-to-side_-_step_2.max.v1.png

Imagen 9. Fuente

 

8.- Modified V-sit on bench or floor

v sit

Imagen 10. Fuente

 

9.- Stability ball seated twists on crossover

crossover fitball - copia

Imagen 11. Fuente

10.- Seated bycicle

seated-bicycle-400x420

Imagen 12. Fuente

 

11.- Standing twist on crossover
Ídem al 7 pero de pie
12.- Site side bends

bend side

Imagen 13. Fuente

 

11.- Seated stability ball pelvic tilts

Imagen 13. Fuente: http://chiropracticfamilycare.com.au/wp-content/uploads/2014/12/Pelvic-Tilts.jpg

Imagen 14. Fuente

13.- Standing pelvic tilts

 

standing Pelvic-tilt

Imagen 15. Fuente

Con los únicos que me muestro de acuerdo son los dos últimos 12 y 13

Conclusión Final
Personalmente, no me gustan las polémicas ni criticar el trabajo de compañeros de profesión e investigadores (obviamente no todos son iguales), pero con estas dos publicaciones, sobre todo con esta centrada en el CORE, me veo en la responsabilidad como docente y entrenadora de denunciar este tipo de publicaciones, ya que si las tomamos como referencias y nos damos cuenta que pueden ser publicaciones metodológicamente muy correctas y referenciadas pero claramente manipuladas para que este o aquel otro publique me parece realmente de pena.
De cara a la temporada 2015-2016 comienzo a colaborar con ilusión en un proyecto de investigación de la UGR, del que ya os hablaré más adelante, con objetivo de realizar mi tesis doctoral y espero y deseo que el ímpetu de las publicaciones nunca me lleve a publicar sobre alguna materia de la que no domino, no sea útil y mucho menos que sea perjudicial para el perfil de la población. Me queda la tranquilidad que hay muchos investigadores y escritores en este tipo de revistas que no son así.

Así, termino este primer volumen de 3 publicaciones al respecto que me gustaría realizar sobre esta temática. En las dos siguientes veremos un artículo dedicado la crítica al segundo artículo expuesto y en otra nuestra propuesta de trabajo de CORE cumpliendo con las premisas de seguridad y funcionalidad durante el embarazo.

Un fuerte abrazo,

Lidia Romero.
BIBLIOGRAFÍA:
– Piper, T. J., Jacobs, E., Haiduke, M., Waller, M., & McMillan, C. (2012). Core Training Exercise Selection During Pregnancy. Strength and Conditioning Journal, 34(1), 55–62.
– Schoenfeld, B. (2011). Resistance Training During Pregnancy: Safe and Effective Program Design. Strength and Conditioning Journal, 33(5), 67–75.
– Walker, C. (2013). Fisioterapia en Obstetricia y Uroginecología (Second). Elsevier Masson SAS.

Compartir:

3 Comments

  • Caitriona
    Responder Web Designer

    Hola Lidia,

    Muchas gracias por este artículo. Yo estoy embarazada de 5 meses. Antes de quedarme embarazada hacía mucho deporte, sobre todo correr y trabajo de fuerza y Pilates. Intento mantenerme durante el embarazo, pero sin correr ningún riesgo y hay una falta muy importante de información fiable sobre los ejercicios que son seguros y efectivos durante el embarazo y he encontrado muchas contradicciones. Tengo muchas ganas de leer tus próximos artículos y poder apuntarme a uno de tus cursos!

    Un saludo.

  • Lidia Romero
    Responder Web Designer

    Gracias a ti, Caitriona por tu comentario y enhorabuena por tu emabarazo !
    Desgraciadamente si es que es difícil encontrar información fiable y de calidad , pero desde FIDIAS intentamos que eso no sea así! y en cuanto a los cursos , encantada de tenerte en uno de ellos ! un besazoooo!!!!

    Montzerrat
    Responder Web Designer

    Hola lidia, no me queda muy claro cuáles ejercicios recomiendas y cuáles no, tengo 20 semanas y actualmente hago jazzercise solo creo qu hay varios qu no estoy realizando x temas y en realidad si podría y viceversa
    Saludos

Leave A Comment