LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021

MOVEMENT TRAINERS BLOG

¿Entrenamiento con superficies inestables? Un artículo para reflexionar…

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»¿Entrenamiento con superficies inestables? Un artículo para reflexionar…» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

En muchas ocasiones se cae en el error de pensar que la mejora de rendimiento en tareas de alta dificultad provoca una concomitante mejora en tareas en la que la dificultad sea menor. De esta manera, es fácil observar una gran cantidad de entrenamientos en los que se incluyen ejercicios harto complicados que buscan la mejora de tareas cotidianas y sencillas. ¿Un ejemplo? Ejercicios sobre superficies inestables —en ocasiones realizados con ojos cerrados— para mejorar la estabilidad de una persona en superficies estables.

Hasta la fecha son varias las investigaciones que mostraron que la respuesta motora es siempre dependiente del contexto en el que nos encontramos y que las mejoras de estabilidad son siempre específicas a la tarea con la que se entrena. Por si siguen quedando dudas, se siguen realizando estudios al respecto y nosotros seguimos intentando que lleguen a los entrenadores. Dicho esto, hoy, en nuestra sección #fidiasrecomienda, traemos un reciente artículo (Nagy E y col. 2018) que básicamente trata de responder estas dos preguntas: 1) ¿provoca un entrenamiento con tareas en superficies inestables con ojos cerrados en tareas mas sencillas (ej. ojos abiertos, superficies estables)? 2) ¿afecta realmente este tipo de entrenamiento, en ocasiones denominado “entrenamiento de propiocepción”, a la propiocepción?

En el estudio participaron 30 mujeres estudiantes que realizaron un entrenamiento de 8 semanas de duración. La frecuencia de entrenamiento fue de 2 veces a la semana, con una duración de 60 minutos cada sesión. El entrenamiento que, tal y como comentan los autores del artículo, podría denominarse de “equilibrio” o de “propiocepción”, consistía en la realización de diferentes ejercicios estáticos y dinámicos, realizados sobre una superficie de forma inestable (Airex Balance Pad) en los que el objetivo era mantener el control del tronco y la cadera. Se les pedía a las participantes que durante los ejercicios mantuvieran los ojos cerrados.

Antes y después del periodo de entrenamiento se les realizaron test de estabilidad postural estática de 10s en superficie estable e inestable, con ojos abiertos y con ojos cerrados. Durante estas pruebas, la plataforma de fuerza sobre la que se colocaban las participantes permitía a los investigadores observar el desplazamiento del centro de presiones. Las mediciones se realizaron 3 veces para cada condición y se calculó el movimiento en las direcciones anteroposterior (AP) y mediolateral (ML). Además, a partir de la transformación rápida de Fourier, analizaron los datos en varias bandas de frecuencia (baja:0-0.1Hz, media-baja: 0.1-0.5 Hz, media-alta: 0.5-1 Hz y alta: 1-4Hz). Se conoce que existe una relación entre los diferentes sistemas sensoriales con cada banda de frecuencia, de esta manera puede conocerse sobre que aspecto sensitivo influye mas el entrenamiento realizado. Parece que la banda de baja frecuencia esta relacionada con el sentido de la visión, la banda media-baja con el sentido vestibular, la media-alta con la información sensorial propioceptiva y la banda de alta frecuencia con la actividad del sistema nervioso central.

Resultados:

Cuando el test se realizó en superficie inestable, el balanceo fue mayor en la condición “ojos cerrados” (EC) que en la de “ojos abiertos” (EO), tanto antes como después del periodo de entrenamiento y tanto en la dirección AP como ML (p<.001) (figura 1). Sin embargo estos efectos producidos por la falta de información visual no se observaron en la situación en la que estaban de pie sobre superficie estable (figura 2).

Figura 1

Figura 2

Con el entrenamiento se observó una mejora en la estabilidad AP(p<.001) y ML (p=00033) sobre superficie inestable en la condición de “ojos cerrados”. Sin embargo, no se observaron cambios cuando la superficie en la que se realizaba el test era firme y/o no tenían información visual (figura 3).

Figura 3

En superficie estable el único cambio significativo fue un descenso en el balanceo en la dirección AP y cuando el test se realizaba con los ojos abiertos (figura 4).

Figura 4

Además, en el test sobre superficie inestable y con ojos cerrados se observó un descenso significativo en la potencia de frecuencia en la banda de frecuencia moderada-baja (entre 0.1 y 0.5Hz) en la dirección AP (p= 000015). En la dirección ML el descenso no fue significativo (figura 5).

Figura 5

Conclusiones:

Estos resultados vuelven a demostrar que las mejoras de rendimiento en tareas de estabilidad (o control postural, control motor o equilibrio…se les ponga el nombre que sea…) son específicas a la tarea en la que se ha entrenado. Como vemos en este caso, si queremos mejorar la estabilidad en superficies inestables y con los ojos cerrados —y llegar a ser los mejores en la competición de “estabilidad en superficies inestables y con los ojos cerrados»—el entrenamiento de estabilidad en superficies inestables y con los ojos cerrados es muy adecuado. Sin embargo, si queremos aumentar el rendimiento en otro tipo de tareas, aunque estas sean a priori de menor dificultad, deberemos de pensar en otro tipo de entrenamiento que se parezca más a lo que queremos mejorar.

Otro de los hallazgos de este estudio es que el espectro de frecuencia que se redujo con el entrenamiento es de 0.1-0.5 Hz, banda de frecuencia que parece ser sensible al sistema vestibular. Por el contrario, no se observaron cambios en la banda de frecuencia asociada al estímulo propioceptivo. Así, los autores concluyen que el entrenamiento realizado en superficies inestables y con ojos cerrados influye sobre “el procesamiento de información vestibular” y no sobre la propiocepción, y que este tipo de entrenamiento debería denominarse “neuromuscular” y no “propioceptivo”.

Para aquellos interesados en conocer mas sobre esta temática:

https://www.fidias.net/equilibrio-no-una-habilidad-general-especifico-la-tarea/[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286, 2160″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment

×

 

¡Hola!

Haz click abajo para hablar con nosotros

× ¿Alguna duda?