LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
12/02/2021 0 Comments

El tamaño de las fibras determina la necesidad de añadir nuevos mionúcleos

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»El tamaño de las fibras determina la necesidad de añadir nuevos mionúcleos» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

Un nuevo estudio muestra que, tras 12 semanas de entrenamiento, un grupo de personas mayores (70 años) experimentó un descenso en el porcentaje de fibras pequeñas (2000-3999 μm2) y un aumento en las muy grandes (8000-9999 μm2), sin cambios en las fibras de tamaño moderado (4000-5999 μm2) yen las fibras grandes (6000-7999 μm2).

Eso es interesante porque antes de comenzar el periodo de entrenamiento se encontró una correlación negativa entre el porcentaje de fibras pequeñas y el área de sección transversal (CSA) del cuádriceps y el 1RM en prensa de piernas. Por el contrario, la correlación entre estas 2 últimas variables y el porcentaje de fibras muy grandes fue positiva. Así, se observó que tanto un descenso en el porcentaje de fibras pequeñas como un aumento en el porcentaje de fibras muy grandes se asociaba con un incremento en el CSA tras las 12 semanas de entrenamiento.

Los investigadores encontraron que a mayor tamaño de fibra muscular, mayor contenido de mionúcleos y mayor tamaño en el dominio de estos. Además, observaron que el descenso de las fibras pequeñas se asoció de manera significativa a un aumento en el tamaño en el dominio de los mionúcleos, pero no a un aumento en el número de mionúcleos. Esto, como comentan los autores, sugiere que los mionúcleos existentes en las fibras musculares pequeñas son capaces de favorecer la hipertrofia sin la necesidad de generar más mionúcleos.

Por su parte, el incremento de las fibras muy grandes se asoció al incremento del contenido de mionúcleos observado (no en el tamaño del dominio de estos). Estos datos, concluyen los investigadores, van en la línea de la “teoría del límite del dominio de mionúcleos”, que defiende que la adición de mionúcleos es un requisito una vez se alcanza un umbral en el tamaño en el dominio de los mionúcleos existentes.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286, 2160″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment