LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
14/09/2020 0 Comments

El efecto distancia del foco externo de atención

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»El efecto distancia del foco externo de atención» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

Ha sido demostrado en numerosas ocasiones que el empleo de un foco externo de atención suele favorecer un mayor rendimiento y aprendizaje motor que la utilización de un foco interno. A su vez, existe una amplia colección de artículos científicos que han mostrado que el foco externo de atención es más eficaz cuando es un foco distal. Es decir, que si hacemos que una persona focalice su atención hacia aspectos más alejados de su cuerpo los resultados serán mejores que si el foco es más próximo a su persona. Un ejemplo. A fin de lograr un salto de mayor distancia, mejor dar la instrucción de llegar a un punto (ej. trata de llegar lo más cerca del cono) que pedirle a la persona que trate de alejarse todo lo que pueda del punto del que se encuentra.

Las ventajas de los focos distales podrían venir explicadas por una mayor motivación, pero también por el grado de influencia que tienen sobre la coordinación motora. Como argumentan McNevin y colaboradores, “frente al los proximales, los efectos distales son más fáciles de diferenciar de los movimientos corporales que lo producen”. Piensa, por ejemplo, en una jugadora de tenis. Si le pedimos que se centre en la parte de la pista donde queremos que ponga la pelota (foco distal) seguramente modifiquemos menos la respuesta motora natural (aquella que emergería sin dar instrucciones para lograr el objetivo propuesto) que si le pedimos que piense en el movimiento de su raqueta (foco proximal).

Podríamos ver el segundo caso como un intento más evidente de modificar la “técnica” de una persona, algo que quizá no sea lo más interesante cuando queremos maximizar el rendimiento motor en personas muy experimentadas. Estas resuelven los problemas motores relacionados con su campo de especialización de una manera muy estable y hace tiempo que dejaron de pensar en cómo hacerlo, simplemente lo hacen. Se han enfrentado tal cantidad de veces a estos que la “técnica” la tienen muy integrada. Así, hay evidencia suficiente para afirmar que si el objetivo es optimizar el comportamiento motor en esta personas, mejor describir el objetivo y que la persona se centre en conseguirlo. Pero, ¿qué ocurre en personas nóveles, con poca experiencia en un deporte? ¿será mejor en este caso que los guiemos un poco más? ¿optimizaremos la respuesta motora si logramos que piensen en aspectos más relacionados con la técnica?

En su nuevo trabajo Harjiv Singh y Gabriele Wulf han tratado de resolver, en cierta manera, estas cuestiones. Y lo que nos muestran sus resultados es que sí, que si queremos optimizar el rendimiento de una persona con un menor nivel de destreza deportiva mejor si logramos que estas focalicen la atención hacia aspectos externos más proximales, más relacionados con la técnica. Por el contrario, como se ha comentado, las personas de alto nivel maximizan su rendimiento cuando focalizan la atención hacia aspectos externos más distales, más relacionados con el objetivo final de la tarea. Así, parece razonable que modifiquemos nuestras instrucciones en función de la fase de aprendizaje en la que se encuentre una persona. 

Además de este hallazgo, resaltaría también que el rendimiento se maximizó cuando las instrucciones se alineaba con las preferencias de los sujetos de estudio (ej. personas menos habilidosas preferían foco proximal, el mismo que maximizó su rendimiento). Esto es algo que ya conocíamos por otras investigaciones anteriores, pero se vuelve a corroborar: cuando damos una instrucción en la búsqueda de un foco de atención concreto, podría ser interesante que esta refuerce, y no compita, con el foco natural de la persona. 

“Claramente, hay una serie de factores a considerar para los profesionales al decidir qué tipo de foco de atención utilizar. Si bien los hallazgos de la investigación pueden proporcionar pautas, la experiencia y la creatividad de los profesionales desempeñarán un papel importante en la búsqueda de focos externos que tengan el potencial de optimizar el rendimiento o el aprendizaje”

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286, 2160″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment