LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
06/02/2018 0 Comments

Cargas crónicas altas y alta capacidad aeróbica ofrecen efecto protector contra las lesiones

Ayer publicamos un articulo que mostraba la importancia de monitorizar para utilizar cargas moderadas y realizar progresiones adecuadas, y que un buen rendimiento en 3RM de peso muerto, RSA y sprint se asocia con una mejor tolerancia a mayores cargas de trabajo y menores probabilidades de lesiones en atletas de deportes de equipo. (Podéis leerlo aquí: https://www.fidias.net/relacion-riesgo-lesion-rendimiento-3rm-peso-muerto-rsa-sprint/)

En esta línea, los mismos investigadores han publicado recientemente otro artículo (Malone S y col. 2018) en el que se estudió la relación entre las distancias de carreras a alta velocidad (HSR) y a sprint (SR) y el riesgo de lesión sin contacto en jugadores de fútbol de élite. Además, investigaron si las cargas de entrenamiento crónico más altas (carga promedio de 21 días) y la capacidad aeróbica podrían compensar el riesgo de lesión asociado con mayores volúmenes semanales de HSR y SR.

«High-speed running and sprinting as an injury risk factor in soccer: Can well-developed physical qualities reduce the risk?»

En el estudio participaron 37 jugadores de futbol profesional (liga Nos, Portugal) a los que se les hizo un seguimiento durante todos los entrenamientos y partidos de la temporada 2015/2016. En concreto, se les registraron las distancias de las carreras, vía GPS (10Hz, STATSports Viper), la percepción subjetiva del esfuerzo (RPEx minutos de la sesión=sRPE)*, las lesiones sufridas (aquellas que les impidieron completar entrenamientos o partidos y que les impidieron la participación en el deporte durante mas de 24h) y la capacidad aeróbica en cada fase de la competición vía test 30-15IFT.

*Los registros semanales de GPS y sRPE permitieron el cálculo de las cargas de entrenamiento crónico (carga promedio de 21 días), el cambio absoluto en la carga con respecto a la semana previa y un ratio de carga de trabajo aguda: crónica específica para fútbol compuesto por un período de carga aguda de 3 días y un período de carga crónica de 21 días.

Resultados: 

Se registraron un total de 75 lesiones. La proporción fue de 2.02 por jugador. La incidencia de lesiones en partidos fue de 10.9/1000h(90% CI: 8.87–14.92) y en entrenamientos 4.9/1000h(90% CI: 3.95–5.14). Las lesiones de miembros inferiores fueron las mas frecuentes durante el año, 16.2/1000h (90% CI: 11.35–17.14), siendo las lesiones musculares el tipo de lesión que mas se repitió (17.5/1000 h; 90% CI: 9.84–18.95).

Independientemente de la capacidad aeróbica y la carga de trabajo, los jugadores que completaron distancias moderadas a alta velocidad(HSR: 701–750-m: OR: 0.12, 90%CI: 0.08–0.94, p = 0.025) y a sprint (SR: 201–350-m: OR: 0.54: 90%CI: 0.41–0.85, p = 0.005) tenían menor riesgo de lesión en comparación con grupos de jugadores que completaron poca distancia(HSR: ≤674-m; SR: ≤165-m) o mucha distancia (HSR: 750–1025-m; SR: 350–525-m) a alta velocidad o sprint.(Figura 1 y 2 y Tabla 1)

Figura 1

 

 

Figura 2

 

 

 

El riesgo de lesión fue mayor en jugadores que experimentaron grandes cambios semanales en distancias de las carreras a altas velocidades(351–455-m; OR: 3.02; 90%CI: 2.03–5.18, p = 0.011)

y a sprint(75–105-m; OR: 6.12, 90%CI: 4.66–8.29; p = 0.001) en comparación con grupo referencia con cambios semanales menores (HSR ≤100-m y SR ≤50-m). (Tabla 2)

Los jugadores que tuvieron un ratio de trabajo agudo:crónico de carrera de alta intensidad >1.25 y de sprint >1.35 tuvieron mayor riesgo de futura lesión. (Tabla 2)

 

 

Los jugadores que tuvieron altas cargas crónicas (≥2584 AU) tuvieron menos riesgo de lesión cuando realizaban en una semana distancias ente 701-750m de carrera a alta velocidad en comparación con grupo referencia (<674m) (OR = 0.65, 90% CI 0.25–0.89, p = 0.024). Por el contrario, los jugadores que tuvieron cargas crónicas bajas (≤2584 AU) y cubrieron la misma distancia de 701-750m de carrera a alta velocidad, tuvieron mayor riesgo de lesión en comparación con grupo referencia (<674m) (OR = 3.12, 90% CI: 2.99–4.54, p = 0.036). Se observó una tendencia similar cuando se observó la distancia a sprint, observándose que altas cargas de trabajo crónicas permitieron a los jugadores cubrir mayores distancia a alta velocidad y a sprint con un menor riego de lesión. (Tabla 3).

 

 

 

Por último, se observó que aquellos jugadores con peor capacidad aeróbica (medida con 30-15IFT) tuvieron mayor riesgo de lesión que aquellos jugadores con mejor capacidad aeróbica (OR = 2.15–3.19, p = 0.019–0.031). El riesgo de lesión fue mayor en jugadores con peor capacidad aeróbica ante cargas de trabajo a alta velocidad comparables (>1025-m; OR: 3.15 90%CI: 2.98–5.50, p = 0.033), ante cambios semanales grandes en distancia a alta velocidad (>300 to 600-m; OR: 2.99, 90%CI: 1.98–4.42, p = 0.023) y cuando el ratio agudo:crónico de carrera a alta velocidad fue superior a 1.25. Se observó una tendencia similar para las distancias a sprint, mostrándose como una peor capacidad aeróbica aumenta el riesgo de lesión. (Tabla 4)

 

 

Conclusiones: 

Este estudio muestra una asociación entre las medidas de la carga de trabajo y el riesgo de lesiones en los jugadores de fútbol de élite.

Los jugadores tenían un mayor riesgo de lesiones si tenían altas cargas de trabajo acumuladas de HSR y SR (relación carga y lesión en forma de U) o grandes cambios de semana a semana en estas cargas de trabajo.

Independientemente de la carga de entrenamiento previa y de la capacidad aeróbica, los jugadores expuestos a aumentos grandes y rápidos en las distancias HSR y SR tenían más probabilidades de sufrir una lesión en la extremidad inferior que los jugadores que estaban expuestos a distancias reducidas. Sin embargo, cuando se consideraron la carga de entrenamiento anterior y la capacidad aeróbica, los jugadores con cargas crónicas más altas (≥2584 UA) completaron mayores distancias HSR y SR con un menor riesgo de lesión. Además, los jugadores con mayor capacidad aeróbica fueron capaces de tolerar mejor ‘picos’ en las cargas de trabajo de HSR y SR, con un riesgo reducido de lesión en comparación con los jugadores con una menor capacidad aeróbica.

De esta manera,tanto las cargas crónicas altas como una mejor capacidad aeróbica parecen ofrecer un efecto protector contra las lesiones para los jugadores de fútbol de élite y se deben considerarse como mediadores del riesgo de lesión.

 

 

Mayor carga cronica y capacidad aerobica, menos riesgo lesión

 

 

 

 

 

 

Link al artículo: https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1440244017304425

Leave A Comment