LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021
22/11/2018 1 Comment

CAM, PINCER… ¿QUÉ PASA EN MI CADERA?

Como vimos en la entrada ¿Dolor en la ingle es sinónimo de pubalgia?, el dolor en la región de la cadera e ingle es común en un gran número de entidades clínicas. El impingement femoroacetabular (FAI) se caracteriza por dolor inguinal en un 88% de los casos, seguido de un 67% que refiere dolor en la zona lateral de la cadera o en menor porcentaje en región glútea, zona anterior de la cadera o lumbares, entre otros 1.

Clohisy JC et al. Clin Orthop Relat Res, 2009. 467:638-644.

 

FAI ha sido considerado una de las principales causas de desarrollo de coxartrosis temprana (Leer ARTROSIS DE CADERA, DIJO LA VIDENTEVictoria contra la artrosis de cadera ). Es inducido por una incongruencia entre las superficies que forman la cadera, es decir, entre la cabeza femoral y el acetábulo. Se distinguen dos tipos: CAM y PINCER. En el tipo CAM, el roce se origina por un crecimiento óseo en la cabeza y el cuello del fémur y en el PINCER, se origina en el borde del acetábulo. No obstante, pueden combinarse, lo que se denomina como mixta; siendo esta manifestación la más habitual 2.

Tipos de impingement femoroacetabular. Tipo CAM. tipo PINCER, mixta.

1 de cada 4 pacientes presenta síntomas en la cadera contralateral, por lo que en ocasiones la afectación es bilateral 3.

Louer CR et al. Am J Sports Med, 2018 Aug;46(10):2486-2491.

 

El origen es desconocido, aunque las principales causas que se barajan son:
– Congénito, nacemos con la deformidad.
– Desarrollo en los primeros años de vida, por alguna lesión previa como displasia de cadera (debido al tiempo excesivo de colocación de arnés).
– Desarrollo en época de crecimiento (11-14 años). En niños que practican alguna actividad deportiva de impacto durante el crecimiento 4.

El rango de personas que sufren FAI va desde jóvenes y activos hasta edad media y sedentarios. 10-15% de adultos jóvenes sufren FAI, aunque la prevalencia aumenta mucho más en atletas 5-6. Las actividades que practica el paciente podrían jugar un rol fundamental en el desarrollo de los síntomas y la progresión, en especial en deportes que requieren rotaciones y flexiones extremas como hockey, golf, baile o kick-boxing. Un 92,5% de futbolistas tienen morfología tipo CAM/PINCER y en sujetos control el porcentaje solo es de 28,1% 7.

El diagnóstico no solo se basa en pruebas de imagen. Una morfología tipo CAM o PINCER en una radiografía o resonancia de forma aislada, sin ningún síntoma, no nos debe alarmar 8. Personas con morfología tipo CAM pueden no tener impingement y permanecer asintomáticas. En ocasiones, se usa la misma terminología para hablar de la morfología y del impingement y no debemos caer en el error 9. Por tanto, el diagnóstico de FAI se basa en la suma de síntomas, tests específicos y pruebas de imagen 4, 9.

De esta fórmula, el componente que más nos interesa como entrenadores son los principales síntomas de alarma que refieren los pacientes con FAI.

Como hemos visto al inicio, la distribución del dolor es variable pero en su mayor porcentaje inguinal. También pueden manifestar dolor en algunos gestos de la vida diaria, siendo los más habituales, dolor al salir del coche o cruzar una pierna por encima de la otra al estar sentado. Incluso algunos pacientes refieren un dolor en C, desde la ingle, pasando por trocánter mayor e irradiado hacia posterior. Puede aparecer tanto en reposo como durante la marcha pudiendo llegar a caminar con la mano en la zona 10.

Dolor en C impingement femoroacetabular

Mardones R et al. Rev Med chile 2010; 138: 102-108.

 

Limitaciones en el rango de movimiento, chasquidos, bloqueos y/o marcada rigidez suelen formar parte de esta sintomatología. El déficit de movilidad, es frecuente sobre todo en flexión y rotación interna.

Algunos test clínicos como FADIR (Flexión, aducción, rotación interna) o FABER (flexión, abducción, rotación externa) pueden resultar útiles como sospecha 11.

En cuanto a la fuerza, Casartelli y sus colegas, valoraron con dinamómetro de empuje todos los grupos musculares de la cadera y la actividad electromiográfica en TFL y recto anterior del cuadriceps en 22 sujetos con FAI sintomático y 22 control. Las personas con FAI presentan un 28% menos de fuerza en aductores, 26% menos en flexores, 18% menos en RE y 11% menos en abductores, por lo que todos los grupos musculares de la cadera están más débiles excepto rotadores internos y extensores. TFL tiene menor actividad mientras que en recto anterior no hay diferencia significativa 13.

La deformidad observada en pruebas de imagen y la sintomatología no es lineal, a más deformidad no tiene por qué haber más dolor. Para confirmar tipo de morfología se puede usar tanto radiografía como resonancia, pero para detectar lesiones intraarticulares adyacentes, como labrum o cartílago, la prueba gold estándar es la resonancia. No podemos olvidar nuestra suma, por lo que hallazgos morfológicos en la imagen por sí solos, no significan nada 5,12.

El ejercicio siempre será una buena ventana de tratamiento para evitar o retrasar la cirugía. Aunque en determinados casos en los que suponga la única alternativa, los avances en los últimos años donde la intervención es a través de artroscopia, minimizan los riesgos de infección, sangrado y dolor conduciendo a una recuperación es mucho más rápida y favorable siendo clave en este proceso con nuestra mejor arma, el ejercicio.

Evidentemente CAM, PINCER…no son marcas de ningún material de entrenamiento novedoso, ni la nueva cerveza de moda, pero al fin conseguimos que dejen de ser extraños desconocidos.

 

[ult_buttons btn_title=»¿TIENES ESTE PROBLEMA? SOLICITA UNA VALORACIÓN ONLINE GRATUITA | HAZ CLICK AQUÍ O LLAMA AL 956 872 619″ btn_link=»url:https%3A%2F%2Fbit.ly%2F2ZnNkvH» btn_align=»ubtn-center» btn_size=»ubtn-large» btn_title_color=»#ffffff» btn_bg_color=»#d36200″ btn_bg_color_hover=»#e8e8e8″ btn_title_color_hover=»#d36200″ icon_size=»32″ btn_icon_pos=»ubtn-sep-icon-at-left» btn_font_family=»font_family:Montserrat|font_call:Montserrat|variant:regular» btn_font_style=»font-weight:normal;font-style:normal;» btn_font_size=»desktop:16px;»]

 

REFERENCIAS
1. Clohisy JC, Knaus ER, Hunt DM, Lesher JM, Harris-Hayes M, Prather H. clinical presentation of patient with symptomatic anterior hip impingement. Clin Orthop Relat Res, 2009. 467:638-644.
2. Kopec JA, Qian H, Cibere J, Wong H, Li LC, Barber M et al. relationship between hip morphology and hip-related patient-reported outcomes in young and middle-aged individuals: A population-based study. Osteoarthritis Cartilage, 2017 Jul;25(7):1055-1061.
3. Louer CR, Pashos G, Clohisy JC, Nepple JJ. A Prospective Analysis of the Contralateral Hip Among Patients With Femoroacetabular Impingement: What Are the Risk Factors for Disease Progression? Am J Sports Med, 2018 Aug;46(10):2486-2491.
4. Van Klij P, Heerey J, Waarsing JH, Agricola R. The Prevalence of Cam and Pincer Morphology and Its Association With Development of Hip Osteoarthritis. J Orthop Sports Phys Ther, 2018 Apr;48(4):230-238.
5. Matcuk GR, Price SE, Patel DB, White EA, Cen S. Acetabular labral tear description and measures of pincer and cam-type femoroacetabular impingement and interobserver variability on 3 T MR arthrograms. Clin Imaging. 2018 Jul – Aug;50:194-200.
6. Ghaffari A, Davis I, Storey T, Moser M. Current Concepts of Femoroacetabular Impingement. Radiol Clin North Am. 2018 Nov;56(6):965-982.
7. Falotico GG, Arliani GG, Yamada AF, Fernandes ADRC, Ejnisman B, Cohen M. Professional soccer is associated with radiographic cam and pincer hip morphology. Knee Surg Sports Traumatol Arthrosc. 2018 Jun 6.
8. Thier S, Gerisch D, Weiss C, Fickert S, Brunner A. Prevalence of Cam and Pincer Deformities in the X-Rays of Asymptomatic Individuals. Biomed Res Int. 2017;2017:8562329.
9. Kemp JL, Risberg MA. Significant Knowledge Gaps Between Clinical Practice and Research on Femoroacetabular Impingement: Are We on the Same Path? J Orthop Sports Phys Ther. 2018 Apr;48(4):228-229.
10. Mardones R, Barrientos V, Nemtala F, Tomic A, Salineros M. Pinzamiento femoroacetabular: Conceptos básicos en una nueva causa de dolor inguinal. Rev Med chile 2010; 138: 102-108.
11. Carulli C, Tonelli F, Melani T, Pietragalla M, De Renzis AGD, Caracchini G et al. Diagnostic Accuracy of Magnetic Resonance Arthrography in Detecting Intra-articular Pathology Associated with Femoroacetabular Impingement. Joints. 2018 Jun 20;6(2):104-109.
12. Orellana C, Moreno M, Calvet J, Navarro N, García-Manrique M, Gratacós J et al. Ultrasound Findings in Patients With Femoracetabular Impingement Without Radiographic Osteoarthritis. J Ultrasound Med. 2018 Sep 11.
13. Casartelli NC, Maffiuletti NA, Item-Glatthorn JF, Staehli S, Bizzini M, Impellizzeri FM et al. Hip muscle weakness in patients with symptomatic femoroacetabular impingement. Osteoarthritis Cartilage. 2011 Jul;19(7):816-21.

1 Comment

  • Tomás Dobarro López
    Responder Web Designer

    Hola, el hecho de tener cualquiera de estas afecciones ¿hace que sea técnicamente imposible ganar gran movilidad en la cadera a base de trabajo específico de la movilidad afectada (por ejemplo, intentar ganar movilidad en rotación interna y flexión)? ¿intentar ese trabajo de movilidad podría empeorar el estado?. Un saludo!

Leave A Comment