LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021

MOVEMENT TRAINERS BLOG

Autonomía para optimizar el aprendizaje motor

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»Autonomía para optimizar el aprendizaje motor» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

Diversos estudios han mostrado que el hecho de que una persona tenga capacidad de elección, sobre cualquier variable, dentro de la sesión de entrenamiento favorece un mayor aprendizaje y rendimiento motor (ver aquí). Por ejemplo, ya vimos que personas que tenían control sobre el momento en el que recibían el feedback de resultado obtenían un mejor rendimiento en el test de transferencia que aquellas a las que se les imponía el momento del feedback (ver aquí). O que elegir el orden de los ejercicios aumenta fuerza y la velocidad de golpeos de kickboxing o el número de series y repeticiones en un entrenamiento (ver aquí).

Tan importante consideran la autonomía en el entrenamiento las investigadoras Wulf G. y Lewthwaite R. que la incluyen como una variable clave dentro de su “OPTIMAL theory” (teoría óptima) del proceso de entrenamiento. Sin embargo, como comentan Israel Halperin y sus colaboradores (ver aquí), se trata de una variable un poco olvidada. Por eso, queremos seguir dándole un poco de publicidad: un nuevo estudio  muestra que pequeñas elección dentro de un entrenamiento condiciona sustancialmente el nivel de aprendizaje de una persona. 

Después de realizar un pretest en el que se les evaluó el rendimiento de golf, todos los participantes del estudio realizaron un entrenamiento que consistía en 6 bloques de 10 golpeos de la pelota al hoyo. Sin embargo, solo a la mitad de las personas se les permitió elegir entre varias condiciones de práctica, En concreto, podían elegir, antes de cada bloque de entrenamiento, qué tipo de ayuda recibían de cara a la mejora del rendimiento (la condición es que todas las ayudas debían utilizarse en 2 ocasiones; es decir, elegían el orden). Las opciones eran las siguientes: 

  1. Una guía visual en el suelo para ayudarles a mantener una longitud de balanceo del palo de golf. 
  1. Un metrónomo (60 bpm) para poder llevar fácilmente un tempo constante en el swing. 
  1. Una barra colocada en el pecho, entre los brazos, para facilitar un movimiento similar a un péndulo. 

A las personas del grupo control se les imponía la elección de las del otro grupo. Así cada persona del grupo control tenía asignada una del otro grupo de la que copiaba el formato de entrenamiento realizado durante todos los bloques. 

Una de las variables de rendimiento analizadas fue la precisión. Para su medición, además del agujero típico de golf (situado a 2 metros de distancia), se colocaron 4 círculos concéntricos de un diámetro de 30, 50, 70 y 90 cm. De esta manera, se asignaban 5 puntos si metían la bola en el hoyo, y 4, 3, 2 y 1 en caso de quedar en los círculos que lo rodeaban (más lejos, menos puntuación). Como puede observarse en la siguiente figura, a medida que transcurría la práctica, ambos grupos mejoraron su precisión de golpeo de manera similar; sin embargo, el rendimiento en el test de retención (realizado a las 24 de finalizar el período de entrenamiento) fue significativamente superior en el grupo de personas que pudieron elegir el formato de entrenamiento. 

A pesar de partir con un mismo rendimiento, con la práctica solo el grupo que tuvo autonomía fue mejorando el número de veces que conseguían meter la bola en el hoyo. Así, al finalizar la práctica, este grupo tenía un mejor rendimiento que el grupo control. 

Además de esto, las personas que tuvieron autonomía no solo percibieron una mayor capacidad de elección, también mostraron un mejor afecto y presentaron mayor confianza al finalizar la práctica y antes de comenzar el test de retención. 

Volvemos a ver que en el proceso de entrenamiento, todo, absolutamente todo, influye en las adaptaciones que se obtendrán. Por ello, debemos ser cuidadosos a la hora de programar el mayor número de variables posibles.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286, 2160″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment

×

 

¡Hola!

Haz click abajo para hablar con nosotros

× ¿Alguna duda?