LOGO FIDIAS NARANJA Y NEGRO 2021

MOVEMENT TRAINERS BLOG

Aprendizaje motor, ¿método de instrucción técnica o exploración de respuestas motoras?

[vc_row][vc_column][vc_custom_heading text=»Aprendizaje motor, ¿método de instrucción técnica o exploración de respuestas motoras?» font_container=»tag:p|font_size:30|text_align:left|color:%231e1e1e» google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»30″ height_on_tabs=»15″ height_on_tabs_portrait=»15″ height_on_mob_landscape=»15″ height_on_mob=»15″][vc_column_text]

Siguiendo con la búsqueda de estudios que nos proporcionen información acerca de cómo debemos plantear los entrenamientos a fin de conseguir una optimización del proceso de aprendizaje motor, hemos encontrado una nueva investigación que refuerza la idea de que no deberíamos tratar de imponer técnicas cerradas, sino guiar y favorecer la exploración del aprendiz. 

El objetivo planteado era mejorar la capacidad de jugadores de beisbol experimentados de conseguir que la bola llegue al campo contrario (“opposite field. Ej. que un bateador situado en el lado izquierdo del home plate logre golpear la bola hacia el lado derecho del campo). Para ello se llevaron a cabo 3 programas de entrenamiento con realidad virtual de 6 semanas de duración. Los jugadores fueron divididos, de manera aleatoria, en 4 grupos. De esta manera, 3 grupos completaron 1 de los programas de entrenamiento comentados y otro grupo sirvió como grupo control (no entrenó durante este periodo de tiempo). 

La duración de las sesiones y el número de intentos por sesión fue idéntica en todos los casos; sin embargo, los entrenamientos realizados por cada uno de los grupos se diferenciaban en la metodología de enseñanza-aprendizaje empleada. En uno de ellos, se les daban diversas instrucciones a los jugadores de cara a que que practicaran una técnica concreta de bateo (ej. al golpear tu cadera debe acabar mirando a la segunda base). Se centraron en los típicos consejos que suelen utilizar los entrenadores de beisbol cuando quieren enseñar el golpeo a campo opuesto. Por el contrario, en los otros 2 casos se les proporcionaba la oportunidad de explorar diferentes patrones coordinativos que le permitiesen lograr el objetivo de la tarea.

Los métodos llevados a cabo en los grupos de entrenamiento exploratorio fueron el “entrenamiento diferencial” (differential training, DL) y el «método basado en constreñimientos” (constraints led approach, CLA). Estos se diferenciaban en diferentes aspectos. En primer lugar, con el entrenamiento diferencial se les forzaba a probar diversas posibilidades de bateo (ej. posición del bate y de piernas; altura y velocidad bola…) y con el método basado en constreñimientos lo que se hizo fue eliminar ciertas opciones (ej. barrera que no debe traspasarse con el pie o con bate, pelota situada entre bíceps y antebrazo que no debe caer hasta golpear la bola). Podríamos decir que en el DL se busca ampliar el abanico de posibilidades del jugador (que conozca diferentes manera de resolver un problema motor) y que con el CLA se busca más alejarlo de ciertos movimientos hacia unos que sean más efectivos (guiarlo en cierta manera hacia ciertas soluciones). Por otro lado, la variabilidad de la práctica en el primer grupo no era estructurada (se forzaban posibles soluciones motoras de manera aleatoria) mientras que el segundo grupo practicaba el golpeo con diferentes constreñimientos presentados de manera secuencial.

Para comprobar los efectos sobre el rendimiento de los diferentes métodos de entrenamiento se calcularon los puntos obtenidos en un test de 24 lanzamientos (+1 punto si lograban lanzar a campo opuesto, -0.5 si lanzaban a mismo lado del campo y 0 puntos si no hacían swing, si no golpeaban la bola o si la lanzaban fuera de los límites del campo (foul ball)) y el número de lanzamientos a campo opuesto. En ambos casos, y comparación con el grupo control, los grupos que siguieron un modelo de entrenamiento basado en la exploración de movimiento lograron un

cambio positivo. Por el contrario, los cambios observados en el grupo que recibió instrucciones técnicas no fueron significativamente diferentes al grupo control. Cabe mencionar si bien las diferencias encontradas en los cambios de los grupos DL y CLA no fueron significativas, el grupo CLA logró un aumento ligeramente superior en la puntuación de los bateos (diferencia marginalmente significativa). 

Además de esto, se analizaron los cambios acontecidos en el número de lanzamientos a mismo lado del campo, así como el número de swings realizados a bolas que llegaban a la mitad interna de la base (más cerca del cuerpo). Esto último es interesante porque permite conocer en qué medida el jugador tiene capacidad para seleccionar “buenas bolas” (los expertos en este deporte saben que cuando quieres que la bola vaya al campo opuesto, lo mejor es golpear bolas que lleguen a la mitad externa del home plate, las que vienen más alejadas del cuerpo, y dejar pasar las bolas internas). En este caso, los grupos que lograron un cambio positivo en el rendimiento —identificado por un menor número de bolas al campo del mismo lado y menor número de swing a pelotas que llegaban a la mitad interna de la base— fueron los grupos CLA y PI, sin diferencias significativos entre ellos. El grupo DL no mostró diferencias significativas con respecto al grupo control. Estos resultados eran de esperar en el grupo PI, ya que recibieron instrucciones para que dirigiesen la atención hacia ello. A su vez, el autor también esperaba estos resultados en el grupo CLA ya que “los constreñimientos empleados dificultaban conseguir los objetivos planteados cuando bateaban bolas interiores” (ej. al golpear cerca del cuerpo es más fácil que la bola situada entre bíceps y antebrazo se caiga antes). 

Tal y como comenta el responsable de esta investigación, Rob Gray, los deportistas que entrenaron sin instrucciones técnicas alcanzaron un mayor rendimiento en la tarea debido a que tuvieron una mayor libertad para explorar diferentes soluciones motoras, algo que seguramente les permitió encontrar patrones coordinativos que se ajustaban mejor a sus características individuales y a los cambios del entorno. Asimismo, concluye que el entrenamiento mediante la introducción de constreñimientos podría ser más efectivo porque favorece el desarrollo de movimientos coordinativos a la vez que mejora la percepción de affordacens (posibilidades de movimiento) relevantes para la tarea.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][vc_custom_heading text=»CURSOS RELACIONADOS» font_container=»tag:p|font_size:22|text_align:left|color:%23d36200″ google_fonts=»font_family:Open%20Sans%3A300%2C300italic%2Cregular%2Citalic%2C600%2C600italic%2C700%2C700italic%2C800%2C800italic|font_style:600%20bold%20italic%3A600%3Aitalic»][ultimate_spacer height=»20″ height_on_tabs=»10″ height_on_tabs_portrait=»10″ height_on_mob_landscape=»10″ height_on_mob=»10″][dt_portfolio_carousel dis_posts_total=»» posts_offset=»0″ content_alignment=»center» image_sizing=»proportional» image_border_radius=»3px» image_scale_animation_on_hover=»disabled» image_hover_bg_color=»disabled» slides_on_wide_desk=»3″ item_space=»20″ link_lead=»follow_link» post_date=»n» post_category=»n» post_author=»n» post_comments=»n» post_content=»off» read_more_button=»off» show_link=»n» show_zoom=»n» show_details=»n» project_icon_border_width=»0px» project_icon_color=»#ffffff» project_icon_color_hover=»#ffffff» arrow_bg_width=»36x» arrow_border_width=»0px» r_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» r_arrow_v_offset=»0px» l_arrow_icon_paddings=»0px 0px 0px 0px» l_arrow_v_offset=»0px» category=»1286, 2160″][vc_separator border_width=»2″][/vc_column][/vc_row]

Leave A Comment

×

 

¡Hola!

Haz click abajo para hablar con nosotros

× ¿Alguna duda?